Importancia de la DECLARACIÓN del accidente biológico

pinchazo

La revista AMF (Actualización en Medicina de Familia) es el programa de formación continuada a distancia de la semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria).

En la revista AMF de marzo de 2017, se publica un artículo sobre “accidente biológico en un profesional sanitario” en el que se demuestra su interés para que los profesionales de atención primaria estén formados sobre dichos accidentes.

Se indica en su introducción que:

“…Se considera un accidente biológico en un profesional sanitario el contacto con sangre u otros fluidos biológicos a través de inoculación percutánea (pinchazo o corte) o contacto con una herida abierta, piel no intacta o mucosas.

La primera actuación en caso de accidente biológico es ponerse en contacto con la Unidad de Salud Laboral, donde se indicará cómo actuar en función del protocolo que cada organización tenga establecido.

La mejor forma de evitar la transmisión ocupacional son las medidas de prevención de accidentes laborales (educación, entrenamiento y disponibilidad de material que actúe de protección: gafas, mascarillas, batas y guantes, así como material de bioseguridad) y la vacunación frente al virus de la hepatitis B (VHB) de todo el personal sanitario….”

Puedes leer más pinchando aquí.

 

Por otra parte, desde este blog queremos insistir en la necesidad de declarar de inmediato el accidente biológico al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales o Salud Laboral, para desde allí solicitar serología al paciente fuente, solicitar serología al trabajador que se ha pinchado y con los resultados y la valoración del accidente, decidir si procede tratamiento retroviral, vacunación de la hepatitis y/o inmunoglobulina específica anti-HB inmunoglobulina de hepatitis B (IgHB),…así como posterior seguimiento.

La consideración por el trabajador sanitario que se acaba de pinchar, de que el paciente es de bajo riesgo porque ha consultado la historia clínica y el paciente “no tiene nada importante“, la complejidad del procedimiento de notificación y la creencia de que unas medidas inmediatas de desinfección de la herida son suficientes, suelen ser causas frecuentes para no declarar los accidentes biológicos.

Por lo tanto, NO se debe olvidar, que en la formación e información de los trabajadores sanitarios sobre el accidente biológico, se les debe explicar la importancia de la DECLARACIÓN DEL ACCIDENTE BIOLÓGICO, porque en el caso de que ocurriera una seroconversión, no se podría considerar ENFERMEDAD PROFESIONAL, si no se ha declarado previamente el accidente biológico.

También te puede interesar:

Accidente biológico de trabajador sanitario con fuente VHB positiva.

 

Miguel Quintana Sancho

Ampliación de plazo para el XCEMET

logodeinicio

Según nos informa el presidente de la AEEMT, el Dr. D. Luis Reinoso Barbero, se han inscrito ya más de 100 congresistas y se han presentado más de 40 trabajos científicos en el XCEMET, Madrid 25-27 mayo 2017!!

Se ha ampliado el plazo de presentación de trabajos hasta el 30 de abril, por lo que aprovecha estos últimos días para presentar tus investigaciones. Así tendrás la estructura ya hecha para presentarlo más adelante a la revista AEEMT para su publicación científica!  Ya tiene concedido el reconocimiento como de interés sanitario.   Se está ultimando todo para que sea lo más útil y práctico posible para los residentes y especialistas en medicina y enfermería del trabajo.

El lema “Actualizando la práctica diaria de la Medicina del Trabajo” muestra que el principal objetivo del X CEMET es refrescar conocimientos y herramientas disponibles para la práctica real de los especialistas en Medicina del Trabajo, en sus cinco áreas de influencia: preventiva, asistencial, pericial, gestora, y docente e investigadora.

¡¡Anímate!!

Toda la info en www.xcemet.es

Miguel Quintana Sancho 

Seguridad y Salud en el trabajo según Ley del Estatuto de los Trabajadores ( 2015).

Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Esta ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.

concepto-de-legislacion

Artículo 4. Derechos laborales.

  1. Los trabajadores tienen como derechos básicos, …
  2. En la relación de trabajo, los trabajadores tienen derecho:

a) …

d) A su integridad física y a una adecuada política de prevención de riesgos laborales.

 

Artículo 5. Deberes laborales.

Los trabajadores tienen como deberes básicos:

  1. a) …..
  2. b) Observar las medidas de prevención de riesgos laborales que se adopten.

 

Artículo 19. Seguridad y salud en el trabajo.

  1. El trabajador, en la prestación de sus servicios, tendrá derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  2. El trabajador está obligado a observar en su trabajo las medidas legales y reglamentarias de seguridad y salud en el trabajo.
  3. En la inspección y control de dichas medidas que sean de observancia obligada por el empresario, el trabajador tiene derecho a participar por medio de sus representantes legales en el centro de trabajo, si no se cuenta con órganos o centros especializados competentes en la materia a tenor de la legislación vigente.
  4. El empresario está obligado a garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de esta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo. El trabajador está obligado a seguir la formación y a realizar las prácticas. Todo ello en los términos señalados en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y en sus normas de desarrollo, en cuanto les sean de aplicación.
  5. Los delegados de prevención y, en su defecto, los representantes legales de los trabajadores en el centro de trabajo, que aprecien una probabilidad seria y grave de accidente por la inobservancia de la legislación aplicable en la materia, requerirán al empresario por escrito para que adopte las medidas oportunas que hagan desaparecer el estado de riesgo; si la petición no fuese atendida en un plazo de cuatro días, se dirigirán a la autoridad competente; esta, si apreciase las circunstancias alegadas, mediante resolución fundada, requerirá al empresario para que adopte las medidas de seguridad apropiadas o que suspenda sus actividades en la zona o local de trabajo o con el material en peligro. También podrá ordenar, con los informes técnicos precisos, la paralización inmediata del trabajo si se estima un riesgo grave de accidente.

             Si el riesgo de accidente fuera inminente, la paralización de las actividades podrá ser acordada por los representantes de los trabajadores, por mayoría de sus miembros. Tal acuerdo podrá ser adoptado por decisión mayoritaria de los delegados de prevención cuando no resulte posible reunir con la urgencia requerida al órgano de representación del personal. El acuerdo será comunicado de inmediato a la empresa y a la autoridad laboral, la cual, en veinticuatro horas, anulará o ratificará la paralización acordada.

Miguel Quintana Sancho

 

Burnout o Síndrome del Trabajador Quemado (SQT)

Captura de pantalla 2017-04-07 a las 23.29.22

 

El INSHT (NTP 704) define el Burnout o Síndrome de estar quemado por el trabajo (SQT) como “una respuesta al estrés laboral crónico integrada por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado….”

En los años 70, Cristina Maslach estudió lo que denominaba “pérdida de responsabilidad profesional”, y describió la afectación asociada a las profesiones de ayuda (por ejemplo, entre los sanitarios). Para Maslach, son las excesivas demandas emocionales externas e internas, imposibles de satisfacer, las que producen la vivencia de fracaso personal, tras investir al trabajo de una carga emocional excesiva. Desde Maslach, se considera un síndrome tridimensional que se caracteriza por cansancio emocional, despersonalización y reducida realización personal.

En cuanto a la prestación de la contingencia, el síndrome de burnout se considera Accidente de trabajo, recogido como “síndrome de desgaste personal o de burnout, trastorno adaptativo crónico con ansiedad como resultado de la interacción del trabajo o situación laboral en sus características personales”

El INSHT define los siguientes factores de riesgo para el desarrollo del síndrome de burnout:

  1. Factores de riesgo a nivel de la organización.
  2. Factores de riesgo relativos al diseño del puesto.
  3. Factores de riesgo relativos a las relaciones interpersonales.
  4. Otros factores: características personales del trabajador (alto grado de altruismo, idealismo y empatía, elevado grado de perfeccionismo, muy constantes, con baja autoestima, tendencia a la sobreimplicación emocional, patrón de conducta de tipo A, etc.) e incluso, con cambios supraorganizativos (aparición de nuevas tecnologías, trabajo emocional, pérdida de estatus o prestigio social, aparición de nuevas leyes que impliquen cambios estatutarios y de ejercicio de la profesión, cambios socioculturales: “la sociedad de la queja”, etc.).

La actuación del MÉDICO DE TRABAJO en la prevención del Síndrome es determinante, a la hora de valorar síntomas e indicadores tempranos del síndrome en el contexto de la vigilancia de la salud. Además, precisará de una adecuada coordinación de actuaciones con otros recursos de la red asistencial. Las actuaciones en cada una de las etapas preventivas serán:

  1. Evitar los riesgos en el origen, detectando factores de riesgo y actuando sobre los mismos (Prevención Primaria).: Es importante participar en los Programas de formación de la organización.
  • Campañas de sensibilización e Información a los trabajadores
  • Programas de Formación en materia de prevención de Burnout y educación para la salud.
  1. Realizar el diagnóstico precoz en los trabajadores con signos y síntomas de Burnout (Prevención Secundaria) y derivar al especialista (salud mental) y/o a su médico de familia para tratamiento precoz de los síntomas y técnicas de afrontamiento. Los efectos para la salud que se pueden observar en el Síndrome, y que se deben evaluar, son:
  • Psicosomáticos:
  • Conductuales:
  • Emocionales:
  • Actitudinales:
  • Sociales y de relaciones interpersonales:

Diagnóstico precoz y detección de patología mental en un supuesto burnout

El desgaste profesional o burnout puede suponer, además, un elevado riesgo de problemas de depresión (en definitiva se trata de la pérdida de un rol profesional). Para prevenir dicha consecuencia sobre la salud mental, será imprescindible la detección e intervención temprana.

  1. Facilitando la rehabilitación laboral (Prevención Terciaria).

A los trabajadores afectados de un síndrome de burnout, sobre todo en sus fases psicopatológicas más avanzadas, les resulta muy difícil la reincorporación laboral, tras un periodo (o varios) de IT.

Con frecuencia habrá que adaptar el puesto de trabajo (para evitar complicaciones de salud posteriores) y, si es posible, facilitar un cambio de puesto de trabajo, valorando previamente la situación con el propio trabajador, así como con el especialista responsable de su tratamiento. Suelen ser situaciones complejas, que dependerán en una gran parte de factores organizacionales. Resulta imprescindible la coordinación de todos los recursos asistenciales.

Fuente:  “Guía de Buenas Prácticas para la prevención y manejo de problemas de salud mental en trabajadores del ámbito sanitario” (2012) que ya fue publicada en este blog.  Plan de Prevención del Burnout.

Otros enlaces que te pueden interesar sobre el SQT que hemos publicado en el blog salut i treball son:

Síndrome de Burnout

El desgaste profesional del médico

Dime cómo trabajas y te diré quién te quema.

Tecnoestrés: Tecnoansiedad, tecnofatiga y tecnoadicción.

Miguel Quintana Sancho

¿Te sientes estancado laboralmente? ¿Consideras que has tocado techo?

hospital

De la lectura del artículo “El síndrome del trabajador estancado: causas y recomendaciones” que recomendamos, se pueden extraer una serie de características que se mencionan, las cuales también pueden afectar a trabajadores sanitarios:

  • Falta de retos profesionales.
  • Estancamiento laboral.
  • Conformismo laboral, quejas y mediocridad.
  • Falta de compromiso.
  • Sienten que han tocado techo.
  • Haber cumplido ya un ciclo en su puesto de trabajo.
  • Pérdida de motivación para:
    • Innovar.
    • Sacar adelante nuevas ideas.
    • Mantenerse al tanto de las ultimas tendencias (¡¡estar actualizado!!).
  • Falta de ritmo y motivación laboral: hostilidad ante los nuevos talentos que llegan a la empresa.
  • Dificultades para relacionarse con su equipo.
  • Gran desconfianza ante sus superiores.

 

Son muy interesantes las recomendaciones que se indican en el artículo, en el que se concluye  que para combatir el estancamiento laboral, hace falta un gran esfuerzo tanto por parte de los trabajadores como por la empresa.

__________________________________

Al riesgo psicosocial no se le da la importancia que se merece, por ello es necesario, estimular, motivar, implicar,… en un ambiente de trabajo positivo en el que se reconozcan los logros y el esfuerzo realizado, se involucren de los resultados a los trabajadores, haciéndoles sentir que pertenecen al equipo y ofreciéndoles la formación continuada que precisan, para la realización de su trabajo en las mejores condiciones laborales posibles.

 

Más información también publicada en este blog, en relación con estos factores psicosociales:

– Prevención de riesgos psicosociales: atención al SQT

Dime cómo trabajas y te diré quién te quema.

¿Y tú, a quién sirves?

La era de la anhedonia (la medicina y la pérdida del entusiasmo)

– ¿Sientes que formas parte del equipo?

Trata bien a tu equipo

– Tecnoestrés: tecnoansiedad, tecnofatiga y tecnoadicción.

Evaluación y tratamiento de los riesgos psicosociales: información básica para la empresa.

– Guía de recomendaciones para la vigilancia de la salud de trabajadores expuestos a factores de riesgo psicosocial.

Costes Socio-Económicos de los Riesgos Psicosociales.

Entusiasmo, motivación, actitud positiva y alegría de vivir.

Algunas orientaciones para evaluar los factores de riesgo psicosocial.

Miguel Quintana Sancho

X CEMET: Actualizando la práctica diaria de la Medicina del Trabajo.

logodeinicio

Del 25 al 27 de mayo de 2017 se celebra en Madrid el X Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo.

El encuentro debe servir como motivación y estímulo para mejorar nuestra práctica diaria, tanto de los profesionales sanitarios de la Medicina del Trabajo como de los residentes (MIR/EIR) de Medicina del Trabajo.

El lema “Actualizando la práctica diaria de la Medicina del Trabajo” muestra que el principal objetivo del X CEMET es refrescar conocimientos y herramientas disponibles para la práctica real de los especialistas en Medicina del Trabajo, en sus cinco áreas de influencia: preventiva, asistencial, pericial, gestora, y docente e investigadora.

El periodo de inscripción finalizará el 18 de mayo de 2017.

Tienes toda la información online del X CEMET en la página web (www.aeemt.com), en la que dispondréis de toda la información relativa al Congreso y desde la que podréis formalizar vuestra inscripción y enviar vuestros resúmenes de trabajos científicos.

 

Miguel Quintana Sancho

 

Trabajo nocturno, trabajador nocturno, trabajo a turnos y cambio de puesto de trabajo

concepto-de-legislacion

El Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 36 habla sobre el trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmos de trabajo.

“…Artículo 36. Trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmo de trabajo.

1) A los efectos de lo dispuesto en esta ley, se considera TRABAJO NOCTURNO el realizado entre las diez de la noche y las seis de la mañana. El empresario que recurra regularmente a la realización de trabajo nocturno deberá informar de ello a la autoridad laboral.

La jornada de trabajo de los trabajadores nocturnos no podrá exceder de ocho horas diarias de promedio, en un periodo de referencia de quince días. Dichos trabajadores no podrán realizar horas extraordinarias.

Para la aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior, se considerará TRABAJADOR NOCTURNO a aquel que realice normalmente en periodo nocturno una parte no inferior a tres horas de su jornada diaria de trabajo, así como a aquel que se prevea que puede realizar en tal periodo una parte no inferior a un tercio de su jornada de trabajo anual.

Resultará de aplicación a lo establecido en el párrafo segundo lo dispuesto en el artículo 34.7 Igualmente, el Gobierno podrá establecer limitaciones y garantías adicionales a las previstas en el presente artículo para la realización de trabajo nocturno en ciertas actividades o por determinada categoría de trabajadores, en función de los riesgos que comporten para su salud y seguridad.

 

2) El trabajo nocturno tendrá una retribución específica que se determinará en la negociación colectiva, salvo que el salario se haya establecido atendiendo a que el trabajo sea nocturno por su propia naturaleza o se haya acordado la compensación de este trabajo por descansos.

 

3) Se considera TRABAJO A TURNOS toda forma de organización del trabajo en equipo según la cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un periodo determinado de días o de semanas.

En las empresas con procesos productivos continuos durante las veinticuatro horas del día, en la organización del trabajo de los turnos se tendrá en cuenta la rotación de los mismos y que ningún trabajador esté en el de noche más de dos semanas consecutivas, salvo adscripción voluntaria.

Las empresas que por la naturaleza de su actividad realicen el trabajo en régimen de turnos, incluidos los domingos y días festivos, podrán efectuarlo bien por equipos de trabajadores que desarrollen su actividad por semanas completas, o contratando personal para completar los equipos necesarios durante uno o más días a la semana.

 

4) Los trabajadores nocturnos y quienes trabajen a turnos deberán gozar en todo momento de un nivel de protección en materia de salud y seguridad adaptado a la naturaleza de su trabajo, y equivalente al de los restantes trabajadores de la empresa.

El empresario deberá garantizar que los trabajadores nocturnos que ocupe dispongan de una evaluación gratuita de su estado de salud, antes de su afectación a un trabajo nocturno y, posteriormente, a intervalos regulares, en los términos establecidos en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y en sus normas de desarrollo. Los trabajadores nocturnos a los que se reconozcan problemas de salud ligados al hecho de su trabajo nocturno tendrán derecho a ser destinados a un puesto de trabajo diurno que exista en la empresa y para el que sean profesionalmente aptos. El CAMBIO DE PUESTO DE TRABAJO se llevará a cabo de conformidad con lo dispuesto en los artículos 39 y 41, en su caso, de la presente ley.

 

5) El empresario que organice el trabajo en la empresa según un cierto ritmo deberá tener en cuenta el PRINCIPIO GENERAL DE ADAPTACIÓN DEL TRABAJO A LA PERSONA, especialmente de cara a atenuar el trabajo monótono y repetitivo en función del tipo de actividad y de las exigencias en materia de seguridad y salud de los trabajadores. Dichas exigencias deberán ser tenidas particularmente en cuenta a la hora de determinar los periodos de descanso durante la jornada de trabajo….”.

Fuente: BOE

 

Miguel Quintana Sancho

%d bloggers like this: