¿Qué son las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT)?

Las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT) incluyen a las Enfermedades Profesionales (EP) y a las Patologías no Traumáticas ocasionadas por el trabajo (PANOTRATSS).

concepto-de-legislacion

En los artículos 156 y 157 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, se indica que:

Artículo 156. Concepto de accidente de trabajo.

1. Se entiende por accidente de trabajo (AT) toda LESIÓN CORPORAL que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

2.  Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

a) Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.

b) Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.

c) Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su grupo profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.

d) Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

e) Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.

f) Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

g) Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Artículo 157.  Concepto de enfermedad profesional.

Se entenderá por enfermedad profesional (EP) la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro* que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

En tales disposiciones se establecerá el procedimiento que haya de observarse para la inclusión en dicho cuadro de nuevas enfermedades profesionales que se estime deban ser incorporadas al mismo. Dicho procedimiento comprenderá, en todo caso, como trámite preceptivo, el informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

*Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el CUADRO de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Miguel Quintana Sancho

Anuncios

¿Qué son las Lesiones Permanentes No Incapacitantes (LPNI)?

¿De qué contingencias derivan?, ¿qué tipo de lesiones?, ¿incluye mutilaciones y deformidades?, ¿temporales o definitivas?, los trabajadores ¿pueden estar de baja?, ¿pueden constituir una IP?, ¿quién las paga?, ¿Indemnización mensual o de una sola vez a tanto alzado?, ¿Son compatibles con una IP?, ¿hay excepciones?.

concepto-de-legislacion

Se indica en el capítulo XII del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en los artículos 201, 202 y 203.

CAPÍTULO XII

Lesiones permanentes no incapacitantes

“…Artículo 201. Indemnizaciones por baremo.

Las lesiones, mutilaciones y deformidades de carácter definitivo, causadas por accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que, sin llegar a constituir una incapacidad permanente conforme a lo establecido en el capítulo anterior, supongan una disminución o alteración de la integridad física del trabajador y aparezcan recogidas en el baremo anejo a las disposiciones de desarrollo de esta ley, serán indemnizadas, por una sola vez, con las cantidades alzadas que en el mismo se determinen, por la entidad que estuviera obligada al pago de las prestaciones de incapacidad permanente, todo ello sin perjuicio del derecho del trabajador a continuar al servicio de la empresa.

Artículo 202. Beneficiarios.

Serán beneficiarios de las indemnizaciones a que se refiere el artículo anterior los trabajadores integrados en este Régimen General que reúnan la condición general exigida en el artículo 165.1 y hayan sido dados de alta médica.

Artículo 203. Incompatibilidad con las prestaciones por incapacidad permanente.

Las indemnizaciones a tanto alzado que procedan por las lesiones, mutilaciones y deformidades que se regulan en este capítulo serán incompatibles con las prestaciones económicas establecidas para la incapacidad permanente, salvo en el caso de que dichas lesiones, mutilaciones y deformidades sean totalmente independientes de las que hayan sido tomadas en consideración para declarar tal incapacidad permanente y el grado de la misma.   …”

 

Miguel Quintana Sancho

 

 

 

¿Qué es el recargo de la prestación?

  1. Los empresarios ¿Están sensibilizados lo suficiente, para intentar PREVENIR  los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales?
  2. ¿Se puede comprobar tras el Accidente de Trabajo (AT) o la Enfermedad Profesional (EP), si el empresario verdaderamente PUSO LOS MEDIOS para prevenir el AT o la EP?
  3. ¿Qué ocurre si tras el AT, se comprueba que los equipos de trabajo carecían de los medios de protección reglamentarios?
  4. ¿Qué ocurre si tras el AT se demuestra que no se habían tenido en cuenta las medidas de adecuación personal a cada trabajo?
  5. ¿Qué es el recargo de la prestación? ¿Quién es el responsable? ¿QUIÉN PAGA? ¿De cuánto dinero estamos hablando de pagar de más? ¿De qué depende llegar al 50%? ¿Se puede cubrir mediante un seguro? ¿Qué ocurre, si se realiza un pacto o contrato para cubrir este recargo?.

concepto-de-legislacion

El recargo de la prestación, se indica en el artículo 164 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

“…Artículo 164. Recargo de las prestaciones económicas derivadas de accidente de trabajo  o enfermedad profesional.

  1. Todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por ciento:

– cuando la lesión se produzca por equipos de trabajo o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los medios de protección reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o

– cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad y salud en el trabajo, o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

  1. La responsabilidad del pago del recargo establecido en el apartado anterior recaerá directamente sobre el empresario infractor y no podrá ser objeto de seguro alguno, siendo nulo de pleno derecho cualquier pacto o contrato que se realice para cubrirla, compensarla o trasmitirla.
  1. La responsabilidad que regula este artículo es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción….”.

 

Miguel Quintana Sancho

 

 

Valoración del riesgo laboral durante el embarazo.

En la web de Seguridad Social, se publicó en fecha 18/12/18, la “Guía de Ayuda para la valoración del Riesgo Laboral durante el embarazo”, documento que contiene 179 páginas.

captura de pantalla 2019-01-10 a las 17.08.57

En la página 19, en el apartado de consideraciones previas se indica:

“…Consideraciones previas:

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia considera que el nacimiento de un niño sano no es un hecho casual.

El embarazo no es una enfermedad, sino un momento de la vida de una mujer que, en muchos casos, debe compaginar con su vida laboral.  Es aquí donde, en ocasiones, pueden surgir ciertos inconvenientes tanto para ella como para el futuro hijo.  En este sentido hay que considerar que un trabajo que hasta ese momento venía realizándose sin dificultad, puede afectar a la normal evolución de la gestación.

En España, la Ley 39/1.999 de 5 de noviembre para la conciliación entre la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, ha venido a modificar parcialmente la LGSS, ampliando las prestaciones económicas del sistema, e incluyendo entre estas, la PRESTACIÓN ECONÓMICA POR RIESGO DURANTE EL EMBARAZO.  Previamente la Ley 31/1995, de 8 noviembre de Prevención de Riesgos Laborales contempla en su artículo 26, la obligación empresarial de identificar aquellos riesgos que puedan ser peligrosos para la salud de las trabajadoras o del feto.

En otras ocasiones, es el embarazo patológico por una causa clínica, que interfiere en el desarrollo laboral provocando la posible ausencia al trabajo de la mujer, es decir, generando la IT.

Por último, en ocasiones ambas circunstancias (riesgo específico laboral y riesgo genérico clínico) pueden coincidir interesando determinar cuál es la predominante, siendo necesario determinar la influencia de cada uno de dichos factores.

La Legislación Española en materia de Seguridad Social, tiene establecidas dos prestaciones económicas diferentes (subsidios) para cada una de estas posibles situaciones, cuando se determina que la mujer gestante no realice su actividad laboral.

  • Cuando la situación es achacable a la situación clínica del embarazo, riesgo genérico, puede ser, dependiendo además de los requerimientos del puesto de trabajo, susceptible de IT.
  • Cuando la situación es achacable a la existencia de un agente nocivo en el trabajo, riesgo específico, pero ante un embarazo de curso normal se debe valorar la prestación por RIESGO DURANTE EMBARAZO.

En los casos en que coincidan ambas situaciones, debe ser valorada la predominancia del factor clínico o laboral y establecer la prestación correspondiente.

Se hace necesario identificar la valoración médica y laboral que predomina en cada caso y determinar la actuación más conveniente desde el punto de vista laboral.  Bien entendido que, ante una mujer trabajadora y embarazada deben ser valorados los requerimientos del puesto de trabajo, la situación clínica y los riesgos que pueden ser asumidos.  En resumen, lo que se demanda es determinar si se aconseja a la mujer que deje o no de realizar su trabajo y en este caso determinar la causa de dicha medida.

El presente documento tiene el objetivo servir de orientación, tanto a los médicos del INSS como a los del Servicio Público de Salud (SPS) y de las entidades colaboradoras, a la hora de definir cuáles son las CONDICIONES que afectan a una posible determinación del Riesgo durante el Embarazo….”.

 

Miguel Quintana Sancho

El tallado de muestras en Anatomía Patológica: exposición a formaldehído.

En la web del INSST, en el portal de riesgo químico, y en el apartado BASEQUIM, puedes encontrar esta actualización sobre el “Tallado de muestras en Anatomía Patológica: exposición a formaldehído”.

Captura de pantalla 2018-11-15 a las 21.51.36

La base SITUACIONES DE EXPOSICIÓN A AGENTES QUÍMICOS BASEQUIM, se encuentra en el portal Situaciones de Trabajo Peligrosas. Está dedicada a situaciones de trabajo con exposición potencial a agentes químicos peligrosos. Está orientado a ofrecer información útil desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales que facilite la definición de las medidas preventivas adecuadas. Con este fin, para cada situación de trabajo descrita, se proporciona información sobre los agentes químicos que pueden estar presentes en la realización de la tarea, los daños para la salud derivados de la exposición a los agentes químicos considerados, los factores de riesgo y las medidas preventivas.

Los apartados que se describen son:

1. Descripción de la situación de trabajo.

2. Agentes químicos.

3. Daños para la salud.

4. Factores de riesgo más importantes.

5. Medidas preventivas:

 – Medicas de eliminación del riesgo.

 – Medicas de reducción y control del riesgo.

– Medidas sobre el método de trabajo.

– Mantenimiento preventivo de del equipo e instalación.

– Señalización.

– Medidas de higiene personal.

6. Medidas de protección individual:

– Utilización de equipos de protección individual:

Guantes de protección frente a productos químicos.

Protectores oculares.

– Dispositivos de lavado: fuente lavaojos y ducha.

– Protección de trabajadores con necesidades especiales: trabajadores especialmente sensibles (TES), mujeres embarazadas o en periodo de lactancia natural.

7. Evaluación de la exposición.

8. Formación e Información.

9. Vigilancia de la salud.

Puedes descargar el documento directamente de dicha página o pinchando aquí.

Miguel Quintana Sancho.

Día mundial del sueño 2018.

Hoy es el día mundial del sueño, en el que el lema es:

Únete al mundo del sueño, conserva tus ritmos para disfrutar de la vida

wsd2018

 

Por ese motivo, vamos a recomendar un artículo publicado en Archivos de Bronconeumología de Terán-Santos J, et al. Apnea del sueño y conducción de vehículos.  Recomendaciones para la interpretación del nuevo Reglamento General de Conductores en España. Arch Bronconeumol.2016. http://dx.doi.org/10.1016/j.arbres.2016.11.007

 

Al sueño no se le da la importancia que se merece.  Por ese motivo, nos interesa mucho informar sobre el SUEÑO, ya que este blog denominado “salut i treball en sanitat (Salud y Trabajo en Sanidad)” además de que puede afectar a conductores profesionales (ambulancias, SAMU,…), también afecta a aquellos sanitarios que deben recorrer diariamente muchos kilómetros (70-100) con su vehículo para llegar a su trabajo y les queda lo peor, la vuelta a casa con otros 70-100 kilómetros más y con todo el cansancio acumulado.

 

Así, se dice en el artículo que:

“Entre la población con alto riesgo de padecer somnolencia al volante se encuentran, además de los conductores profesionales por su mayor tiempo de exposición, los trabajadores con turnos de trabajo muy prolongados o conductores nocturnos; las personas que conducen con privación de sueño, especialmente jóvenes, o las que duermen menos de 6h; los que consumen hipnóticos u otras medicaciones productoras de somnolencia, y finalmente las personas que presentan síntomas relacionados con la presencia de apnea del sueño no diagnosticada”.

 

De estos últimos, son los que se habla en dicho artículo cuyo resumen indica que:

“Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo, y la somnolencia está claramente relacionada con ello.  Entre la población con alto riesgo de padecer somnolencia al volante, y consecuentemente accidentes de tráfico, se encuentran las personas que tienen síndrome de apnea del sueño (SAHS) sin diagnosticar.  El tratamiento con CPAP ha demostrado una disminución en el riesgo de accidentabilidad de conductores con SAHS. Es por ello que la Unión Europea ha incluido esta enfermedad entre los requisitos psicofísicos para obtener o mantener el permiso de conducción. Para cumplir con esta Directiva Europea, España ha actualizado el Reglamento de Conductores de manera acorde. Con el fin de facilitar la implementación de la nueva norma, un grupo de expertos de diferentes sociedades médicas e instituciones han elaborado la presente guía, que contiene cuestionarios de cribado de SAHS, criterios de diagnóstico y tratamiento y modelos estandarizados de informes a completar por los médicos.”

Otras entradas sobre el sueño que te pueden interesar son:

 

Miguel Quintana Sancho

¿Podemos enseñar a aprender? Coaching: una herramienta eficaz para la prevención (NTP 744).

Aunque la NTP es del 2006, todavía en octubre de 2017 puede ser de gran ayuda para cambiar creencias en aquellos trabajadores que piensan, que solo hay una forma para realizar sus tareas y es la que han hecho siempre.

La NTP 744 se titula:

  • ¿Podemos enseñar a aprender? Coaching: una herramienta eficaz para la prevención.
  • Pouvons-nous enseigner á apprendre? Coaching: un outil efficace pour la prévention
  • Can we teach to learn? Coaching: An effective tool for prévention

“…La salud y la seguridad en el lugar de trabajo es un área especialmente importante y compleja en las políticas sociales de la Unión Europea de hoy. La salud, habilidades, motivación y creatividad de los individuos son la contribución decisiva de cada organización al mercado global, se hacen cada vez más importantes como factores productivos en una estructura económica tan cambiante. Pero este potencial sólo puede lograrse si los accidentes, enfermedades profesionales y trastornos relacionados con el trabajo pueden ser prevenidos con eficacia y si las condiciones de trabajo promueven la salud y son motivadoras…”.

Captura de pantalla 2017-10-12 a las 16.55.06

“…El coaching se aplica para mejorar los resultados que una persona obtiene con su pareja, con su familia, con su jefe, con sus subordinados, con la gestión de conflictos, con la negociación, con el manejo del tiempo, con el estrés, con la salud, con las técnicas de venta, con la motivación, con el liderazgo y, por qué no, con la prevención de riesgos y la seguridad laboral….”

“…El coaching aporta valor a las organizaciones porque mejora el rendimiento de los trabajadores, desarrolla su potencial, mejora las relaciones directivocolaborador, fomenta el liderazgo, facilita la motivación, aumenta la implicación y refuerza la autoestima. Dada la importancia de los beneficios, cada vez son más las organizaciones que lo incorporan a su cultura y estilo directivo. El punto central es ¿cómo lograrlo cuando una persona ya está formada en un determinado estilo de pensamiento, tiene ciertas creencias y le cuesta encontrar nuevas respuestas a problemáticas laborales cada vez más diversas y complejas?…”

Sigue leyendo en NTP 744.

Miguel Quintana Sancho

A %d blogueros les gusta esto: