Formación de Enfermería y Medicina del Trabajo en la Comunidad Valenciana

residentes

  • El 30% de enfermería y el 10% de médicos en Salud Laboral de toda España se forman en la Comunidad Valenciana.
  • Desde la puesta en marcha de los nuevos planes de formación de especialistas, y a fecha de hoy, en la Comunitat Valenciana ya se han formado 31 Enfermeros del Trabajo y 41 Médicos del Trabajo.
  • Todos estos especialistas sanitarios tienen como misión la promoción, prevención y asistencia de la salud de los trabajadores

El Salón de Actos de la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud (EVES), acogió el 21/05/19, la Jornada de Clausura de las promociones de médicos y profesionales de Enfermería residentes que han finalizado este año la especialidad de Salud Laboral.

De este modo, la Unidad Docente Multiprofesional de Salud Laboral de la Comunitat Valenciana, ha entregado el certificado que acredita su formación en esta especialidad a 6 MIR, pertenecientes a la XI Promoción (años 2015–2019) y a 6 EIR, de la V promoción (2017–2019).

En el caso de la especialidad de Enfermería del Trabajo, cuya formación en la Comunitat Valenciana comenzó en 2013, el número total de especialistas ya formados es de 31.

Asimismo, con los 6 nuevos especialistas en Medicina de Trabajo, la Unidad Docente Multiprofesional de Salud Laboral de la Conselleria de Sanitat i Salut Pública ha formado ya, a un total de 41 profesionales, desde su comienzo en el año 2003.

En dicha jornada también se dio la bienvenida a los nuevos residentes de Medicina (6) y de Enfermería del Trabajo (5), pertenecientes a la XV Promoción y VII Promoción, respectivamente.

Programa oficial y prácticas

La Unidad Docente Multiprofesional de Salud Laboral de la Comunitat Valenciana, cuyos órganos de coordinación se ubican y dependen de la EVES, es la encargada de impulsar y coordinar los programas oficiales, fijados por el Ministerio de Sanidad, de formación de especialistas en Enfermería del Trabajo y en Medicina del Trabajo.

Mientras la formación teórica de ambos tipos de especialistas se lleva a cabo en la propia EVES, su formación práctica se realiza en 7 Unidades Periféricas del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Consellería de Sanitat, que están ubicadas en los hospitales: Hospital General de Castellón, Hospital Clínico Universitario de Valencia, Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, Hospital Universitario Dr. Peset de Valencia, Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva, Hospital General de Alicante y Hospital General de Elche.

Déficit de profesionales

No hay datos seguros y ciertos del número de especialistas en Medicina y Enfermería del Trabajo que hay en ejercicio en España, para atender a los trabajadores.   La población activa en España (19.528.000 personas en el tercer trimestre de 2018, según la Encuesta de Población Activa), según el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), en octubre de 2018 estaba siendo atendida por 5.962 Médicos del Trabajo; asimismo, y según el  Consejo General de Enfermería (CGE), el número de Enfermer@s del Trabajo en septiembre de 2018, era 7.850.

En último Congreso de las Sociedades Científicas de Medicina y Enfermería del Trabajo celebrado en febrero de 2019 en Madrid, se comunicó que la tasa de reposición de especialistas en Medicina del Trabajo, a día de hoy, es de 0.2 (por cada 10 que salen, entran 2).  Por otra parte se ha estimado que en el año 2020 se reducirá el número de médicos Especialistas en Medicina del Trabajo en cerca del 17%, y en 2025 la reducción será de un 35%, respecto al número de especialistas que había en el año 2015 (7.102 especialistas).

Fuente: Unidad Docente Multiprofesional de Salud Laboral (EVES)

 

Por este motivo, interesa sensibilizar y hacer ver a nuestros dirigentes, la NECESIDAD que existe actualmente de formación de mayor número de profesionales sanitarios de la Medicina del Trabajo, para mejorar la salud y seguridad de los trabajadores tanto de la empresa pública como la privada, además de convocar plazas a través de concurso-oposición de manera periódica para los que ya tengan la especialidad, para dar estabilidad a ellos y a sus familias, y así no tengan que marchar a otros países donde está mucho más reconocida la Medicina del Trabajo.

¡¡¡Por la Medicina del Trabajo!!!

Miguel Quintana Sancho

 

 

 

Anuncios

¿Qué son las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT)?

Las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT) incluyen a las Enfermedades Profesionales (EP) y a las Patologías no Traumáticas ocasionadas por el trabajo (PANOTRATSS).

concepto-de-legislacion

En los artículos 156 y 157 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, se indica que:

Artículo 156. Concepto de accidente de trabajo.

1. Se entiende por accidente de trabajo (AT) toda LESIÓN CORPORAL que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

2.  Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

a) Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.

b) Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.

c) Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su grupo profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.

d) Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

e) Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.

f) Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

g) Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Artículo 157.  Concepto de enfermedad profesional.

Se entenderá por enfermedad profesional (EP) la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro* que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

En tales disposiciones se establecerá el procedimiento que haya de observarse para la inclusión en dicho cuadro de nuevas enfermedades profesionales que se estime deban ser incorporadas al mismo. Dicho procedimiento comprenderá, en todo caso, como trámite preceptivo, el informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

*Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el CUADRO de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Miguel Quintana Sancho

Enciclopedia Práctica de Medicina del Trabajo (INSST)

Recomendamos la descarga del documento del INSST de la Enciclopedia Práctica de Medicina del Trabajo, cuya difusión se ha realizado en el pasado mes de abril.

A continuación, los tres párrafos finales de la presentación realizada por el Director del INSST D. Javier Pinilla García que indica que:

“…Con esta obra se pretende dar a conocer la Medicina del Trabajo, sus diferentes contenidos, cometidos y ámbitos de actuación, a profesionales de cualquier especialidad médica que en su ejercicio diario comparten con ella la asistencia a la misma persona: un paciente que trabaja, con una problemática que requiere una colaboración entre facultativos que surja del conocimiento básico en Salud Laboral, cuyo comienzo deber ser en la universidad y durante el grado.

La Especialidad de Medicina del Trabajo exige en su ejercicio un especial compromiso bio-ético, un esfuerzo continuado para abordar los cambios en la epidemiología de la enfermedad relacionada con el trabajo y un esfuerzo de innovación en el manejo de los nuevos retos en Salud de la Sociedad del siglo XXI.

Sirva esta enciclopedia práctica como material de consulta, de docencia y divulgación de la Medicina del Trabajo, como especialidad médico-preventiva, dirigida a todas las disciplinas en torno a la Salud Laboral, en un marco preventivo y de mejora de la calidad de vida de las personas que trabajan…”.

Puedes descargarla aquí.

 

Miguel Quintana Sancho

Periodo de observación por Enfermedad Profesional (EP)

Captura de pantalla 2019-04-19 a las 10.10.37

Se indica en los artículos 169 y 176 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Incapacidad Temporal (IT)

Artículo 169. Concepto.

  1. Tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal:

a) Las debidas a enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de trescientos sesenta y cinco días, prorrogables por otros ciento ochenta días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

b) Los períodos de observación por enfermedad profesional en los que se prescriba la baja en el trabajo durante los mismos, con una duración máxima de seis meses, prorrogables por otros seis cuando se estime necesario para el estudio y diagnóstico de la enfermedad.

2.  A efectos del período máximo de duración de la situación de incapacidad temporal que se señala en la letra a) del apartado anterior, y de su posible prórroga, se computarán los períodos de recaída y de observación.

Se considerará que existe recaída en un mismo proceso cuando se produzca una nueva baja médica por la misma o similar patología dentro de los ciento ochenta días naturales siguientes a la fecha de efectos del alta médica anterior.

Artículo 176. Periodos de observación y obligaciones especiales en caso de enfermedad profesional.

  1. A efectos de lo dispuesto en el artículo 169.1.b), se considerará como período de observación el tiempo necesario para el estudio médico de la enfermedad profesional cuando haya necesidad de aplazar el diagnóstico definitivo.
  2. Lo dispuesto en el apartado anterior se entenderá sin perjuicio de las obligaciones establecidas, o que puedan establecerse en lo sucesivo, a cargo de este Régimen General o de los empresarios, cuando por causa de enfermedad profesional se acuerde respecto de un trabajador el traslado de puesto de trabajo, su baja en la empresa u otras medidas análogas.

Miguel Quintana Sancho

 

DECÁLOGO de PROTECCIÓN DE DATOS para el personal sanitario y administrativo

Captura de pantalla 2019-04-15 a las 17.46.03

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó una infografía sobre el DECÁLOGO de PROTECCIÓN DE DATOS para el personal sanitario y administrativo, que es muy recomendable tener en cuenta:

  1. Trata los datos de los pacientes como querrías que tratasen los tuyos.
  2. ¿Estás seguro de que tienes que acceder a esa historia clínica? Piénsalo. Solo debes acceder si es necesario para los fines de tu trabajo.
  3. Recuerda: tus accesos a la documentación clínica quedan registrados en el sistema.  Se sabe en qué momento, y a qué información has accedido.  Los accesos son auditados posteriormente.
  4. Evita informar a terceros sobre la salud de tus pacientes, salvo que estos lo hayan consentido o tengas una justificación lícita.
  5. Cuando salgas del despacho, asegúrate de cerrar la sesión abierta en tu ordenador. No facilites a nadie tu clave y contraseña; si necesitas un acceso urgente, contacta con el departamento de informática.
  6. No envíes información con datos de salud por correo electrónico por cualquier red pública o inalámbrica de comunicación electrónica; si fuera imprescindible, no olvides cifrar los datos.
  7. No tires documentos con datos personales a la papelera; destrúyelos tú mismo o sigue el procedimiento implantado en tu centro.
  8. Cuando termines de pasar consulta, cierra con llave los armarios o archivadores que contengan documentación clínica.
  9. No dejes las historias clínicas a la vista sin supervisión.
  10. No crees por tu propia cuenta ficheros con datos personales de pacientes; consulta siempre antes con el departamento de informática.

 

Miguel Quintana Sancho

¿Qué son los reconocimientos médicos previos?

  1. ¿Qué empresas tienen puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales (EP)?
  2. Las empresas ¿A qué están obligadas?
  3. ¿Qué son puestos de trabajo con riesgo de EP?
  4. Las empresas “sanitarias” ¿tienen riesgo de EP?
  5. ¿Qué es un reconocimiento médico previo a la admisión de los trabajadores?
  6. ¿Qué ocurre si a un trabajador no ha sido calificado como apto? ¿Pueden contratarlo? ¿Hay excepciones?
  7. ¿Qué ocurre si una empresa no realiza los reconocimientos médicos previos o periódicos?
  8. Las entidades gestoras y las colaboradoras con la Seguridad Social ¿conocen el certificado del reconocimiento médico previo antes de tomar a su cargo la protección por AT y EP?

concepto-de-legislacion

Se indica en los artículos 243 y 244 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Artículo 243. Normas específicas para enfermedades profesionales.

  1. Todas las empresas que hayan de cubrir puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales están obligadas a practicar un reconocimiento médico previo a la admisión de los trabajadores que hayan de ocupar aquellos y a realizar los reconocimientos periódicos que para cada tipo de enfermedad se establezcan en las normas que, al efecto, apruebe el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
  2. Los reconocimientos serán a cargo de la empresa y tendrán el carácter de obligatorios para el trabajador, a quien abonará aquella, si a ello hubiera lugar, los gastos de desplazamiento y la totalidad del salario que por tal causa pueda dejar de percibir.
  3. Las indicadas empresas no podrán contratar trabajadores que en el reconocimiento médico no hayan sido calificados como aptos para desempeñar los puestos de trabajo de que se trate. Igual prohibición se establece respecto a la continuación del trabajador en su puesto de trabajo cuando no se mantenga la declaración de aptitud en los reconocimientos sucesivos.
  4. Las disposiciones de aplicación y desarrollo determinarán los casos excepcionales en los que, por exigencias de hecho de la contratación laboral, se pueda conceder un plazo para efectuar los reconocimientos inmediatamente después de la iniciación del trabajo.

Artículo 244. Responsabilidades por falta de reconocimientos médicos.

  1. Las entidades gestoras y las colaboradoras con la Seguridad Social están obligadas, antes de tomar a su cargo la protección por accidente de trabajo y enfermedad profesional del personal empleado en empresas con riesgo específico de esta última contingencia, a conocer el certificado del reconocimiento médico previo a que se refiere el artículo anterior, haciendo constar en la documentación correspondiente que tal obligación ha sido cumplida. De igual forma deberán conocer las entidades mencionadas los resultados de los reconocimientos médicos periódicos.
  2. El incumplimiento por parte de la empresa de la obligación de efectuar los reconocimientos médicos previos o periódicos, la constituirá en responsable directa de todas las prestaciones que puedan derivarse, en tales casos, de enfermedad profesional, tanto si la empresa estuviera asociada a una mutua colaboradora con la Seguridad Social, como si tuviera cubierta la protección de dicha contingencia en una entidad gestora.
  3. El incumplimiento por las mutuas de lo dispuesto en el apartado 1, les hará incurrir en las siguientes responsabilidades:
    1. Obligación de ingresar en el Fondo de Contingencias Profesionales de la Seguridad Social a que se refiere el artículo 97, el importe de las primas percibidas, con un recargo que podrá llegar al 100 por ciento de dicho importe.
    2. Obligación de ingresar, con el destino antes fijado, una cantidad igual a la que equivalgan las responsabilidades a cargo de la empresa, en los supuestos a que se refiere el apartado anterior de este artículo, incluyéndose entre tales responsabilidades las que procedan de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 164.
    3. Anulación, en caso de reincidencia, de la autorización para colaborar en la gestión.
    4. Cualesquiera otras responsabilidades que procedan de acuerdo con lo dispuesto en esta ley y en sus disposiciones de aplicación y desarrollo.

Miguel Quintana Sancho

 

Valoración del riesgo laboral durante el embarazo.

En la web de Seguridad Social, se publicó en fecha 18/12/18, la “Guía de Ayuda para la valoración del Riesgo Laboral durante el embarazo”, documento que contiene 179 páginas.

captura de pantalla 2019-01-10 a las 17.08.57

En la página 19, en el apartado de consideraciones previas se indica:

“…Consideraciones previas:

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia considera que el nacimiento de un niño sano no es un hecho casual.

El embarazo no es una enfermedad, sino un momento de la vida de una mujer que, en muchos casos, debe compaginar con su vida laboral.  Es aquí donde, en ocasiones, pueden surgir ciertos inconvenientes tanto para ella como para el futuro hijo.  En este sentido hay que considerar que un trabajo que hasta ese momento venía realizándose sin dificultad, puede afectar a la normal evolución de la gestación.

En España, la Ley 39/1.999 de 5 de noviembre para la conciliación entre la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, ha venido a modificar parcialmente la LGSS, ampliando las prestaciones económicas del sistema, e incluyendo entre estas, la PRESTACIÓN ECONÓMICA POR RIESGO DURANTE EL EMBARAZO.  Previamente la Ley 31/1995, de 8 noviembre de Prevención de Riesgos Laborales contempla en su artículo 26, la obligación empresarial de identificar aquellos riesgos que puedan ser peligrosos para la salud de las trabajadoras o del feto.

En otras ocasiones, es el embarazo patológico por una causa clínica, que interfiere en el desarrollo laboral provocando la posible ausencia al trabajo de la mujer, es decir, generando la IT.

Por último, en ocasiones ambas circunstancias (riesgo específico laboral y riesgo genérico clínico) pueden coincidir interesando determinar cuál es la predominante, siendo necesario determinar la influencia de cada uno de dichos factores.

La Legislación Española en materia de Seguridad Social, tiene establecidas dos prestaciones económicas diferentes (subsidios) para cada una de estas posibles situaciones, cuando se determina que la mujer gestante no realice su actividad laboral.

  • Cuando la situación es achacable a la situación clínica del embarazo, riesgo genérico, puede ser, dependiendo además de los requerimientos del puesto de trabajo, susceptible de IT.
  • Cuando la situación es achacable a la existencia de un agente nocivo en el trabajo, riesgo específico, pero ante un embarazo de curso normal se debe valorar la prestación por RIESGO DURANTE EMBARAZO.

En los casos en que coincidan ambas situaciones, debe ser valorada la predominancia del factor clínico o laboral y establecer la prestación correspondiente.

Se hace necesario identificar la valoración médica y laboral que predomina en cada caso y determinar la actuación más conveniente desde el punto de vista laboral.  Bien entendido que, ante una mujer trabajadora y embarazada deben ser valorados los requerimientos del puesto de trabajo, la situación clínica y los riesgos que pueden ser asumidos.  En resumen, lo que se demanda es determinar si se aconseja a la mujer que deje o no de realizar su trabajo y en este caso determinar la causa de dicha medida.

El presente documento tiene el objetivo servir de orientación, tanto a los médicos del INSS como a los del Servicio Público de Salud (SPS) y de las entidades colaboradoras, a la hora de definir cuáles son las CONDICIONES que afectan a una posible determinación del Riesgo durante el Embarazo….”.

 

Miguel Quintana Sancho

A %d blogueros les gusta esto: