Entrénate en tu puesto de trabajo. Por tu salud.

El programa ‘Entrénate en tu puesto de trabajo’ nace con el objeto de aportar una nueva forma de actuación en la empresa basada en la observación e intervención directa sobre los hábitos y prácticas, tanto posturales como de movimiento, que son realizados de forma incorrecta y que, de no corregirse, provocan molestias, daños y lesiones en el organismo que merman nuestra salud.

CORRER

 El presente documento pretende ser una herramienta ágil y práctica que ayude a implementar este modelo de intervención en las empresas, les sirva de guía orientativa y complemente la acción ergonómica y de mejora de los puestos de trabajo dirigiéndolos al cambio de hábitos.

 Así  pues, el programa Entrénate en tu puesto de trabajo, es una herramienta práctica de intervención en el puesto de trabajo, con el propósito de aportar una nueva línea de actuación empresarial orientada a reducir las causas que desencadenan los trastornos músculo-esqueléticos basándose en la corrección postural y el entrenamiento.

espalda

La alimentación moderna junto con los malos hábitos posturales y el sedentarismo, constituyen los tres pilares básicos que conducen a un importante incremento de los trastornos músculo-esqueléticos, enfermedades autoinmunes, enfermedades neurológicas, cardiovasculares, afecciones respiratorias, etc.

obesidad

Se comenta la experiencia obtenida tras implantarlo en cinco empresas de Navarra, la estructura del programa y su valoración.

¡¡Entrénate en tu puesto de trabajo. Por tu salud.!!

Miguel

 

Límits d’Exposició Professional 2013

LEP 2013

Publicat pel INSHT els Límits d’Exposició Professional 2013.

Carme

Premis PREVER 2012

Clara prever web,2 La vice-rectora de Sostenibilitat, Campus i Planificació, Clara Martínez, va rebre el premi Prever 2012 el passat divendres a Madrid, durant la celebració d’una jornada tècnica sobre prevenció, segons s’ha publicat en la seua web.

Carme

Compañeros de trabajo como riesgo psicosocial

Las relaciones interpersonales en el trabajo (con los superiores, con los subordinados, con los compañeros y con los usuarios/clientes/pacientes) y grupales (equipos de trabajo, del Departamento, de Área, et,..,) generalmente son valoradas positivamente, pero también pueden llegar a convertirse en un riesgo psicosocial.

Las malas relaciones entre los miembros del equipo de trabajo, la falta de cohesión del grupo, las presiones; así como la reducción de los contactos sociales, la dificultad para expresar las emociones y opiniones y el aislamiento en el puesto de trabajo, pueden producir elevados niveles de tensión entre los miembros de un equipo u organización.  Por el contrario, las buenas relaciones interpersonales, las posibilidades de comunicarse y el apoyo social en el trabajo pueden incrementar el bienestar psicológico en el trabajo.

Compañerismo

 

Si se establece entre los trabajadores una actitud de respeto (se tienen en cuenta las creencias y sentimientos de los demás), de comprensión (se acepta a los demás como personas, con sus limitaciones, sus necesidades, debilidades y características personales), de cooperación (se unen los esfuerzos hacia el mismo objetivo) y de cortesía (se mantiene un trato amable y cordial) se conseguirá una atmósfera laboral de ACEPTACIÓN Y DE ARMONÍA que facilitará la solución de cualquier conflicto interpersonal y favorecerá un BUEN CLIMA LABORAL.

También es conveniente, posibilitar tiempo y espacios de descanso que permitan las relaciones sociales, facilitar el contacto entre los trabajadores a través de la distribución del lugar de trabajo y establecer vías formales para la resolución de los conflictos interpersonales.

A continuación cuatro artículos muy útiles que puedes leer íntegramente pinchando el enlace:

1) Diez maneras de lidiar con un compañero vago

2) Cuidado… hay un depredador en la oficina 

Los tiempos difíciles en los que prácticamente ningún puesto de trabajo está garantizado, son el caldo de cultivo de ciertos personajes que se caracterizan por su inseguridad, su falta de talento y su habilidad para hacer creer a sus jefes que son más necesarios que sus compañeros.

1358532546_0

 

Los expertos consultados definen a este sujeto como alguien “poco comunicativo”, que apenas participa en las reuniones salvo para intentar frenar cualquier cambio o innovación que se proponga; individualista; reacio a la colaboración; políticamente correcto; gran escaqueador; conocedor del organigrama de la empresa y de su funcionamiento

  • ¿Qué hacer ante un depredador?
  • El papel del líder
  • Como detectar la manzana podrida

3) Cómo hacer que tus compañeros de trabajo no te amarguen la vida

¿Quién no ha tenido un rifirrafe con un compañero? Las tensiones, en su mayoría poco graves, están a la orden del día en las oficinas. Manejarlas y resolverlas es fundamental para que no deriven en un problema mayor.

Manual para afrontar las disputas

4) Ocho colegas tóxicos con los que no querrás trabajar

Las nueve de la mañana. Hora de incorporarte a tu puesto de trabajo y momento también de comenzar a bregar con los compañeros de faena; ésos que a menudo frenan tu ritmo y minan tu moral.

¿Quién no ha deseado trabajar en solitario? Como desgraciadamente la realidad es otra, la solución es reconocer a la fauna más perjudicial y aprender a neutralizar sus efectos.

Miguel Quintana Sancho 

La MUERTE SOCIAL por los turnos de trabajo

familia_feliz_ama_sonrie_vive_punto_es

      Cualquier turno que se extienda a horas anormales requieren del trabajador un cambio en su ciclo de sueño-vigilia y en otros ciclos biológicos y fisiológicos, además de imponer serias restricciones en la interacción con el cónyuge, la familia y los amigos, haciendo necesaria la reestructuración del tiempo de ocio. 

      Una de las principales consecuencias de los turnos de trabajo es la disrupción de la vida social y familiar.  Muchos trabajadores se quejan del aislamiento social que se deriva de un sistema de turnos o lo que se conoce como MUERTE SOCIAL

      Esto es especialmente relevante en los turnos de tarde, ya que las horas de la tarde son las más valoradas para las actividades de ocio. Pero también el turno de noche afecta de forma importante al tiempo libre, ya que gran parte de este tiempo se emplea recuperándose en casa de los déficit de sueño acumulados durante el trabajo.  Lo mismo ocurre en los turnos de la mañana ya que los trabajadores empiezan a trabajar muy temprano, pero se siguen acostando a la misma hora. 

      Por otra parte, los afectados por los turnos de trabajo se sienten incapaces de cumplir los compromisos familiares y domésticos.  Estos problemas son incluso reconocidos por los CÓNYUGES de los trabajadores, quienes afirman que los turnos afectan de forma IMPORTANTE a su vida social y familiar.   

Fuente: Tratado de Psicología del trabajo

 

Miguel Quintana Sancho

¿Es lo mismo la FATIGA que el CANSANCIO?

La fatiga es un fenómeno fisiológico que implica la reducción de la capacidad de ejecución que puede contrarrestarse con el descanso.  A diferencia del aburrimiento o del cansancio, que son sensaciones cortas y recuperables a muy corto plazo, la fatiga supone un estado más generalizado y duradero.

fatiga

Se han tratado de diferenciar diversos tipos de fatiga. Parecen existir cuatro variedades principales

1)    Fatiga muscular: producida por una prolongada actividad física.

Suele recuperarse con facilidad si se cambia el proceso de trabajo y los individuos no necesitan sobreesforzarse para realizarlo.

 2)    Fatiga mental: similar al aburrimiento y asociada a trabajos monótonos.

Se contrarresta con el rediseño del puesto de trabajo, ajustándolo en términos de variedad y estímulo.

 3)    Fatiga emocional: producida por un fuerte estrés y caracterizada generalmente por una disminución o embotamiento de las respuestas emocionales.

Se reduce a través de los factores externos al trabajo, por ello cada vez con más frecuencia las organizaciones disponen de un servicio de asesoramiento al que pueden acudir los trabajadores con problemas, ya que los problemas, tengan o no su origen en el trabajo, pueden afectar a la ejecución del mismo.

 4)    Fatiga de las habilidades: asociada a un declinar de la atención hacia ciertas tares, de forma que la ejecución y la precisión en la realización de las tareas disminuye progresivamente, pudiendo ser CAUSA DE ACCIDENTES.

Suele afectar a aquellos trabajadores cuyos trabajos admiten un margen de error muy pequeño (por ejemplo controladores aéreos), porque de los errores podrían derivarse consecuencias graves.  A estos trabajadores se les controla periódicamente este tipo de fatiga y se les permite tener tantas pausas como precisen (Muchinsky).

 

Hay que destacar que las personas difieren en su resistencia a la fatiga, así como los trabajos difieren también en su capacidad para generarla.  Parece claro que la fatiga es el resultado de un desajuste entre las habilidades del trabajador y las demandas del ambiente.   Fuente: Tratado de Psicología del Trabajo

Miguel Quintana Sancho

Enfermeros especialistas formados, “pre parados” pero sin puesto de trabajo

Máximo González Jurado ha vuelto a alertar de la grave situación de indefensión que vive la profesión en cuanto a la efectiva puesta en marcha de las especialidades enfermeras. Según el presidente del Consejo General de Enfermería, se han seguido correctamente todos los pasos para que sean una realidad: Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, Real Decreto de Especialidades Enfermeras, reglamentación y desarrollo de las mismas y convocatoria anual de plazas.

El problema llega después de que los profesionales, tras superar las duras pruebas de acceso, obtienen su plaza y se forman dentro del Sistema Nacional de Salud porque, una vez finalizada esa formación, no tienen ninguna posibilidad de ejercer su especialidad.

Entra antes un generalista que un especialista“, ha afirmado González Jurado esta mañana, “cuando la ley dice que la plaza solo puede ocuparla un especialista. Se está vulnerando la ley en este sentido y muchos enfermeros piensan que se les está tomando el pelo”.

Un desarrollo profesional “estancado”

Especialidades de enfermería que fueron aprobadas en 2005. De las seis que ya tienen sus planes de estudios aprobados y sus plazas de EIR asignadas cada año, tan sólo una, matronas tiene una categoría reconocida en el sistema sanitario. En las otras cinco restantes, cuando las enfermeras obtienen la especialidad después superar una prueba nacional, y pasar dos años de residencia, se encuentran con que se han formado para un puesto de trabajo que todavía no tiene asignada un categoría en la sanidad. A esta situación hay que sumarle el hecho de que la especialidad más relevante de las siete reguladas, Enfermería en Cuidados Médico-quirúrgicos, no ha visto todavía aprobado su plan de estudios, a pesar de que existe una propuesta presentada que ha sido previamente aprobada por unanimidad por los miembros de su Comisión Nacional y que cuenta con el aval del Consejo General de Enfermería y de las sociedades científicas enfermeras.

 Enfermeros

La necesidad de conseguir el desarrollo efectivo de las especialidades va a ser uno de los temas principales de las Jornadas Nacionales “Enfermería: situación crítica” que durante los próximos días 15, 16 y 17 de marzo reunirán en Aranjuez a los presidentes de todos los Colegios de Enfermería de España junto a expertos internacionales en gestión sanitaria.

Fuente: Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España

Miguel Quintana Sancho 

%d bloggers like this: