Guía didáctica sobre PRL

En la web de la AEEMT (Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo) se publicó el pasado 05/12/19, la Guía didáctica sobre Prevención de Riesgos Laborales, Análisis de la doctrina judicial más relevante.  Esta guía contiene casos relevantes en cuanto a jurisprudencia en materia de prevención de riesgos laborales. Contiene sentencias pronunciadas, tanto por el Tribunal Supremo, como por distintos Tribunales Superiores de Justicia emitidos entre 2013 y 2019. 

En el final de su introducción se indica que: “…En suma, estamos ante un estudio judicial o “de caso”, eminentemente práctico y consideramos que entendible, para todos los agentes intervinientes en la gestión de la prevención: prevencionistas, empresarios, jefes de equipo, trabajadores, abogados, inspección de trabajo, órganos judiciales, … Esperemos que el lector alcance la misma conclusión una vez consulte el estudio.  …”

Miguel Quintana Sancho

Guía técnica PRL derivada de la exposición a CEM

En el INSST, se ha publicado la Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos derivados de la exposición a campos electromagnéticos en los lugares de trabajo (2019). En la presentación que consta en la publicación, el Director del INSST indica que:

“…El Real Decreto 299/2016, de 22 de julio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a campos electromagnéticos, encomienda de manera específica, en su disposición adicional única, al Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, la elaboración y actualización de una Guía técnica, de carácter no vinculante, para la evaluación y prevención de los riesgos derivados de la exposición a los campos electromagnéticos en los lugares de trabajo. 

La presente Guía proporciona criterios y recomendaciones que pueden facilitar a los empresarios y a los responsables de prevención la interpretación y aplicación del citado real decreto especialmente en lo que se refiere a la evaluación de riesgos para la salud de los trabajadores involucrados y en lo concerniente a medidas preventivas aplicables…”.

Miguel Quintana Sancho

¿Se puede ordenar el tiempo de trabajo de manera equilibrada?

Guía para establecer UNA ORDENACIÓN DEL TIEMPO DE TRABAJO EQUILIBRADA.

Esta publicación ha sido realizada por el Servicio de Producción, Impresión y Distribución de Documentos y Publicaciones (PRODOC) de la OIT.

Oficina Internacional del Trabajo – Ginebra: OIT, 2019.

Consta en su introducción que:

Una ordenación del tiempo de trabajo (OTT) equilibrada puede beneficiar a las empresas de distintas maneras:

  • Aumento de la productividad,
  • Reducción de los índices de absentismo y rotación del personal;
  • Mejora de las actitudes y la motivación de los trabajadores; y
  • Empresas más sostenibles.

Esta guía está diseñada para proporcionar a los trabajadores, empleadores y gobiernos información práctica que puede ser utilizada para establecer una OTT equilibrada que beneficie tanto a los trabajadores como a las empresas. Su objetivo es explicar el concepto de OTT equilibrada, sus modalidades más utilizadas, y se presenta paso a paso una orientación práctica sobre la manera y el momento en que se pueden poner en práctica.

¿Cómo utilizar esta guía?

Esta Guía para establecer una ordenación del tiempo de trabajo equilibrada tiene la finalidad de servir de herramienta a todo tipo de empresa, en particular, a las empresas medianas y grandes, para que lo utilicen a la hora de modificar o establecer una nueva OTT.

Miguel Quintana Sancho

BOE sobre protección radiológica

En fecha 31/10/19, se publicó en el BOE el Real Decreto 601/2019, de 18 de octubre, sobre justificación y optimización del uso de las radiaciones ionizantes para la protección radiológica de las personas con ocasión de exposiciones médicas. 

Miguel Quintana Sancho

Formaldehído y Directiva Europea

Directiva (UE) 2019/983 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de junio de 2019, por la que se modifica la Directiva 2004/37/CE, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo.

(23) El formaldehído cumple los criterios para ser clasificado como agente carcinógeno (de categoría 1B) de conformidad con el Reglamento (CE) nº 1272/2008, por lo que es un carcinógeno en el sentido de la Directiva 2004/37/CE. El formaldehído es un agente carcinógeno genotóxico de acción local y hay suficientes pruebas científicas que demuestran su carcinogenicidad para los seres humanos. El formaldehído es también un alérgeno de contacto cutáneo (sensibilizante cutáneo). Por lo tanto, a partir de la información de que se dispone, incluidos datos científicos y técnicos, procede establecer en la referida Directiva un valor límite a largo y corto plazo para el formaldehído y asignarle una observación «sensibilización cutánea». Además, a petición de la Comisión, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) también está recopilando la información existente para evaluar la posible exposición al formaldehído y los liberadores de formaldehído en el lugar de trabajo, lo cual incluye los usos industriales y profesionales

(24) Los fijadores de formaldehído se utilizan habitualmente en el sector sanitario en toda la Unión dada su fácil manipulación, su alto grado de exactitud y su extrema capacidad de adaptación. Es previsible que, en algunos Estados miembros, le resulte difícil al sector sanitario cumplir, a corto plazo, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm. Por lo tanto, debe establecerse para ese sector un período transitorio de cinco años durante el cual se aplique el valor límite de 0,62 mg/m3 o 0,5 ppm. No obstante, el sector sanitario debe minimizar la exposición al formaldehído, y se le anima a respetar, siempre que sea posible, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm durante el período transitorio. 

Miguel Quintana Sancho

¿Qué son las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT)?

Las enfermedades relacionadas con el trabajo (ERT) incluyen a las Enfermedades Profesionales (EP) y a las Patologías no Traumáticas ocasionadas por el trabajo (PANOTRATSS).

concepto-de-legislacion

En los artículos 156 y 157 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, se indica que:

Artículo 156. Concepto de accidente de trabajo.

1. Se entiende por accidente de trabajo (AT) toda LESIÓN CORPORAL que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

2.  Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

a) Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.

b) Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.

c) Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su grupo profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.

d) Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

e) Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.

f) Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

g) Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Artículo 157.  Concepto de enfermedad profesional.

Se entenderá por enfermedad profesional (EP) la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro* que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

En tales disposiciones se establecerá el procedimiento que haya de observarse para la inclusión en dicho cuadro de nuevas enfermedades profesionales que se estime deban ser incorporadas al mismo. Dicho procedimiento comprenderá, en todo caso, como trámite preceptivo, el informe del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

*Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el CUADRO de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Miguel Quintana Sancho

¿Qué es el recargo de la prestación?

  1. Los empresarios ¿Están sensibilizados lo suficiente, para intentar PREVENIR  los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales?
  2. ¿Se puede comprobar tras el Accidente de Trabajo (AT) o la Enfermedad Profesional (EP), si el empresario verdaderamente PUSO LOS MEDIOS para prevenir el AT o la EP?
  3. ¿Qué ocurre si tras el AT, se comprueba que los equipos de trabajo carecían de los medios de protección reglamentarios?
  4. ¿Qué ocurre si tras el AT se demuestra que no se habían tenido en cuenta las medidas de adecuación personal a cada trabajo?
  5. ¿Qué es el recargo de la prestación? ¿Quién es el responsable? ¿QUIÉN PAGA? ¿De cuánto dinero estamos hablando de pagar de más? ¿De qué depende llegar al 50%? ¿Se puede cubrir mediante un seguro? ¿Qué ocurre, si se realiza un pacto o contrato para cubrir este recargo?.

concepto-de-legislacion

El recargo de la prestación, se indica en el artículo 164 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

“…Artículo 164. Recargo de las prestaciones económicas derivadas de accidente de trabajo  o enfermedad profesional.

  1. Todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por ciento:

– cuando la lesión se produzca por equipos de trabajo o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los medios de protección reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o

– cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad y salud en el trabajo, o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

  1. La responsabilidad del pago del recargo establecido en el apartado anterior recaerá directamente sobre el empresario infractor y no podrá ser objeto de seguro alguno, siendo nulo de pleno derecho cualquier pacto o contrato que se realice para cubrirla, compensarla o trasmitirla.
  1. La responsabilidad que regula este artículo es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción….”.

 

Miguel Quintana Sancho

 

 

A %d blogueros les gusta esto: