Intoxicación por producto tóxico: hexafluorosilicato de magnesio

Revisando los videos de accidentes de trabajo, que se pueden consultar en la web del INSHT, hay uno del que ya se habló en este blog, sobre las intoxicaciones por productos tóxicos cuando se transvasan a envases utilizados para bebidas. Dicho video se titula “Intoxicación por producto tóxico” que puedes verlo en el enlace de arriba indicado.

captura-de-pantalla-2016-11-04-a-las-22-48-29

 

Así en nuestra entrada titulada “gran toxicitat dels polidors o abrillantadors (vitrificat)” de fecha 28/03/2010, hay un enlace que ya no contiene la presentación que se indicaba, por lo que ahora recurrimos a la Revista Asociación Española de Toxicología, de 2007,  en la que hay una comunicación que reproducimos.  Todo ello, por la importancia de tenerlo en cuenta para la evaluación de riesgos, y así evitar este tipo de intoxicaciones mortales, que si publicamos en este blog es porque también pueden ocurrir en hospitales y centros sanitarios, cuando se realizan tareas de vitrificado y eso ocurre con mucha frecuencia.

 

INTOXICACIONES MORTALES POR INGESTA DE PULIDOR DE SUPERFICIES CALCAREAS

Climent B, Garido-Lestache E, Giner J, Presentación C, García D, Durá R, García Fabra C

Unidad de Toxicología clínica. S. Medicina Interna. CHGUV

Instituto Medicina Legal de Valencia. Servicio de Reanimación. CHGUV

“…Los productos utilizados como pulidores-abrillantadores de superficies calcáreas presentan una gran toxicidad. Provocan causticidad según la composición y quelación severa del calcio y magnesio.

Presentamos dos casos clínicos de intoxicación aguda mortal. El primer caso es un paciente de 67 años que ingiere accidentalmente un trago de pulidor. Presenta epigastralgia, náuseas y vómitos. Exploración en la normalidad. Analítica: K 3,89, Ca 9.6, Mg 1.3, ph 7.38, pO2 41, HCO3 13, lactato 4.07, anión GAP 28. Orina: no cristales de oxalato cálcico .ECG normal. Tratamiento sintomático, con calcio y magnesio iv. Posteriormente deterioro hemodinámico y del nivel de conciencia con hipocalcemia de 5.2. Asistolia con éxitus a las 7 horas de su ingreso.

El segundo caso es el de un paciente de 39 años que autoingiere un producto pulidor de superficies. Exploración en la normalidad. Tratamiento sintomático, calcio y magnesio iv. Posteriormente, disminución brusca del nivel de conciencia y dificultad respiratoria que obliga a IOT y ventilación mecánica registrándose Sat O2 76% y TA 90/54.

Analítica: 7.05, pCO2 48.4, p O2 65.4, HCO3 13.9, creat 1.57, 30.000 leucos y Calcio 2.7. Anión GAP 22. Rx tórax y orina normales. Tratamiento sintomático, bicarbonato sódico, calcio y magnesio. A las 5 horas del ingreso, asistolia y éxitus.

La gravedad de estas intoxicaciones hace necesario de una actuación inmediata, siendo importante conocer el producto y la composición. Una pequeña cantidad como 25 ml puede ser mortal, sobretodo en niños. Imprescindible inmediata monitorización ECG y electrolítica con reposición de calcio y magnesio en dosis altas….”

Fuente: Revista Asociación Española de Toxicología (2007) página 78.

Miguel Quintana Sancho

Accidente biológico de trabajador sanitario con fuente VHB +

 

images

Médico Especialista en Cirugía Digestiva, de 57 años, que tras accidente biológico (pinchazo) en quirófano con fuente positiva a VHB, inició a los 3 meses cuadro de anorexia, astenia, nauseas, vómitos, dolor abdominal, febrícula, ictericia y coluria.  Las transaminasas y la bilirrubina estaban elevadas, y la serología del trabajador (ahora paciente) confirmó el diagnosticado de HEPATITIS B.

No declaró el  accidente de trabajo (AT),  ni se le administró la Gammaglobulina hiperinmune (IGHB), ni inició pauta de vacunación de VHB.   Tampoco se pudo declarar enfermedad profesional (EP), por lo que al estar incapacitado para su trabajo, tuvo que permanecer en situación de IT por contingencias comunes durante 4 meses.

En el último examen de salud realizado hace más de 3 años, el trabajador tenía Anti HBs < 10, por lo que desde el SPRL se le ofreció vacunación de la hepatitis B, pero SE NEGÓ a vacunarse, según consta en la historia clínica, porque desde siempre se declara ANTIVACUNAS, sin que quede constancia en documento alguno firmado por él, que se le había realizado tal ofrecimiento.

El trabajador como CIRUJANO, fue finalmente dado de alta laboral, aunque al quedar como portador de HBs Ag, en el momento de incorporarse pasó examen de salud por parte de SPRL, siendo declarado “NO APTO para el desempeño de PIPES” debido a la probabilidad real de transmisión de hepatitis B a terceros, ya que el trabajador se negó a realizarse controles cada 6 meses para confirmar la negatividad del HBe Ag y del DNA, así como a firmar documento asumiendo la responsabilidad del cumplimiento estricto de las precauciones universales y a notificar los accidentes biológicos que pudieran ocurrirle.

El trabajador puso demanda por RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL al Sistema Nacional de Salud (SNS) de su Comunidad Autónoma, por no haberle vacunado mediante la vacuna de la hepatitis B, vacuna que le hubiera protegido y que fue la causa de su EP que no ha podido ser reconocida por el INSS y de que no pueda realizar su trabajo como Cirujano ni en el Sistema Público de Salud, ni en el privado, con el consiguiente trastorno.  Además no se sabe la evolución clínica que pueda  tener, y si va o no a tener una cirrosis hepática o desarrollar un carcinoma hepatocelular.

Consideraciones y/o reflexiones:

1) En el examen de salud del año 2011, se le debería haber informado de la necesidad y de la eficacia de la vacunación de la hepatitis B y en el caso de negarse a que se le administrara, debería haber firmado un documento de renuncia, donde se indicara que se le había explicado la necesidad de la vacunación pero no obstante bajo su responsabilidad renunciaba a la misma.

2) Tras la exposición biológica ocupacional (EBO), se debería haber hecho la declaración del AT y acudir con la misma al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales donde tras comprobación de FUENTE VHB positiva, se le debería haber iniciado la pauta de vacunación de la hepatitis B junto con la gammaglobulina (IGHB).

3) Respecto a la NO realización de PIPES, ¿quién va a limitar a este trabajador, durante cuánto tiempo y en qué criterio se apoya?  ¿HBe Ag +? ¿y si fuera VHC + con carga viral alta?  ¿y si fuera VIH +?

4) En tu hospital o tu Comunidad Autónoma ¿existe Comisión de Evaluación de trabajadores sanitarios (CETS) que emita informes escritos sobre criterios de aptitud o no aptitud para el desarrollo de PIPES?

5) ¿Podría ocurrir que no se le permitiera practicar cirugía en la sanidad pública y que estuviera trabajando en un Centro Sanitario privado en el plan de eliminación de listas de espera o plan de choque del SNS? ¿Cómo podría evitarse esta situación?

_______________________________________________________

Este caso práctico es totalmente inventado.

Fuente: Protocolos de Vigilancia Sanitaria Específica “Agentes Biológicos” 2001

Miguel Quintana Sancho

 

Manipulación manual de pacientes

El Nº 57 de ERGA FP sobre MOVILIZACIÓN DE ENFERMOS es del año 2007.

“…La movilización de enfermos implica levantar, mover o desplazar personas —lo cual significa manipular pesos elevados— y en la ejecución de esas tareas se pueden presentar diversos factores que aumentan la posibilidad de padecer problemas musculo-esqueléticos (afectaciones en los músculos, articulaciones o huesos de los hombros, cuello o espalda). La mayoría de estos riesgos tienen relación con:

–  Manipular una carga que supere la capacidad del trabajador.

–  Utilizar una técnica inadecuada.

–  Realizar repetidamente movilizaciones de enfermos durante un largo periodo de tiempo.

–  Hacer frente a situaciones difíciles —como es evitar la caída de una persona o acomodarla tras un accidente— en las que se producen movimientos bruscos e inesperados.

A continuación, presentamos un conjunto de medidas preventivas que pueden ayudar a las personas que realizan tareas de movilización de enfermos a prevenir las lesiones de espalda…”

Puedes seguir leyendo si pinchas aquí

Aprovechamos para incluir:

–  RD 487/1997, de 14 de abril sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de carga que entrañe riesgo, en particular dorso-lumbares para los trabajadores (BOE nº 97, de 23 de abril).

–  Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la manipulación manual de cargas (RD 487/1997 de 14 de abril)

–  Método Invassat Ergo Hospital

Miguel

Riesgos Laborales del personal sanitario

ERGA Formación Profesional (FP) es una publicación editada por el  Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo cuyo principal objetivo es divulgar contenidos prácticos sobre la prevención de riesgos laborales.

Aunque el nº 56 de ERGA FP fue publicado en el año 2007,  consideramos debería estar en este blog porque trata sobre los RIESGOS LABORALES DEL PERSONAL SANITARIO y siempre  puede aportar información útil.  Incluye:

– Caso práctico: Descripción

– Análisis del Caso Práctico

– Factores de riesgo.

“…Los Diplomados en Enfermería y los Auxiliares de Enfermería son los dos colectivos del sector sanitario que integran un mayor número de trabajadores y que ostentan, a su vez, el índice más elevado de accidentes y enfermedades profesionales. Dado que su principal actividad consiste en el tratamiento y el cuidado de enfermos, los problemas de salud laboral más importantes que sufren estos trabajadores provienen, precisamente, del contacto físico y emocional que establecen con los pacientes.

Como ejemplo citaremos el contagio de enfermedades, más o menos peligrosas, como la tuberculosis, la hepatitis B y C o el SIDA; las lesiones musculoesqueléticas ocasionadas por la carga de trabajo y la manipulación de enfermos; y las patologías de origen psicosocial (ansiedad, depresión, alteraciones digestivas, trastornos del sueño, etc.) impulsadas por situaciones de estrés o de burnout (incapacidad de soportar la elevada demanda emocional asociada al trabajo). Los fracasos terapéuticos, la atención especial que necesitan muchos enfermos, los casos urgentes, el trabajo a turnos, la forma de organizar el trabajo, la escasez de recursos, etcétera, son factores determinantes para la aparición de estos riesgos que, por otro lado, cada día adquieren más protagonismo entre el personal sanitario. A todo ello, debe añadirse el riesgo de sufrir agresiones y actos de violencia por parte de los enfermos o sus familiares, especialmente en servicios de urgencias y en Centros de Atención Primaria.

Otros problemas de salud que también son muy frecuentes entre el personal sanitario son las dermatitis producidas por el contacto con detergentes y con algunos materiales que componen los guantes. Tampoco hay que olvidar los pinchazos o los cortes ocasionados por agujas, tijeras, bisturís, cristales rotos, etc. o los golpes producidos por contacto con objetos estructurales y por caídas.

A continuación, trataremos los riesgos y las medidas preventivas relativas al personal sanitario teniendo en cuenta que en este grupo no incluimos a los médicos, ni a los técnicos de laboratorio y de radiodiagnóstico, cuyos riesgos más específicos se tratarán en futuros números de la publicación…”

Miguel

Riesgos en trabajos de fisioterapia

ERGA Formación Profesional (FP) es una publicación editada por el  Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo cuyo principal objetivo es divulgar contenidos prácticos sobre la prevención de riesgos laborales.

El número 73 de ERGA FP del año 2011, trata sobre los riesgos en trabajos de fisioterapia:

“…El fisioterapeuta es el profesional de la salud cuya función es la de prevenir, curar, recuperar y readaptar físicamente a los pacientes mediante la aplicación de agentes físicos como la terapia manual, la mecanoterapia, la electroterapia, la hidroterapia, y la termoterapia (Confederación Mundial por la fisioterapia WCPT-1967).

El campo laboral de los fisioterapeutas es muy amplio (hospitales, Centros de Atención Primaria, mutuas, residencias geriátricas, clubes deportivos, domicilios…) por ello, existen múltiples y variados factores de riesgo que pueden tener  incidencia sobre su salud.

Aunque los trastornos más frecuentes y más conocidos que padecen son los relacionados con el aparato musculoesquelético, especialmente aquellos que afectan a la columna vertebral y extremidades superiores, los fisioterapeutas están expuestos a otros riesgos profesionales, fundamentalmente, los biológicos, los psicosociales y las radiaciones no ionizantes (campos electromagnéticos y radiaciones ópticas)….”.

Miguel

%d bloggers like this: