Prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector sanitario y hospitalario (2)

Risc biológic

Hace casi cuatro años ya publicamos en este blog, la Orden ESS/1451/2013 de 29 de junio, por el que se establecen disposiciones para la prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector sanitario y hospitalario.

A continuación, algunos de los muchos puntos interesantes que se indican en dicha orden y que se deben tener en cuenta.

El texto no se ha cambiado, pero si que se han destacado palabras clave para facilitar la lectura, mediante texto en negrita, mayúsculas y signos de admiración.

 

La salud y seguridad de los trabajadores es fundamental y está estrechamente vinculada a la salud de los pacientes, formando la base de la calidad de los servicios prestados.

Para lograr un lugar de trabajo lo más seguro posible es fundamental, junto con la implantación de los dispositivos de seguridad, combinar medidas de planificación, sensibilización, información, formación, prevención y supervisión.

Un personal sanitario bien formado, dotado de los recursos adecuados y protegido, juega un papel esencial en la prevención de las heridas y las infecciones causadas por instrumental sanitario cortopunzante.

La prevención de la exposición constituye la estrategia clave para eliminar o reducir el riesgo de heridas o de infecciones en el ejercicio profesional.

Promover la CULTURA «SIN CULPA». Los procedimientos de notificación de incidentes se deben centrar en factores de orden sistémico más que en errores individuales. La notificación sistemática se debe considerar como un procedimiento aceptado.

La vacunación debe ofrecerse de manera gratuita a todos los trabajadores y a los estudiantes que realicen actividades sanitarias y afines en el lugar de trabajo. En el caso de no aceptación de la vacunación ofertada deberá quedar CONSTANCIA ESCRITA de esta decisión.

 

RECOMENDACIONES DE UTILIZACIÓN DE INSTRUMENTOS CORTOPUNZANTES:

  1. Se deberán manejar con extraordinario cuidado las agujas y los instrumentos cortantes usados.
  2. Las precauciones se deberán adoptar durante y tras su utilización, al limpiarlos y en su eliminación.
  3. Una vez utilizadas, las agujas no deben ser sometidas a ninguna manipulación.
  4. Para su eliminación, las agujas, jeringas y otros instrumentos cortantes o punzantes deben ser colocados en envases reglamentarios resistentes a la punción, que estarán localizados en la zona en que vayan a ser utilizados.
  5. ¡¡¡Nunca se llenarán los envases totalmente!!!, puesto que las agujas que sobresalen de los contenedores constituyen un riesgo importante para las personas que las manejan.
  6. Siempre que sea posible, los trabajadores sanitarios que utilicen instrumentos cortantes o punzantes deben depositarlos personalmente en el recipiente adecuado.
  7. Nunca se dejarán estos objetos cortantes o punzantes abandonados sobre una superficie, ya que existe riesgo de que otros trabajadores sufran accidentes.
  8. Ello es especialmente necesario tras intervenciones realizadas junto al lecho del enfermo (p.ej. toracocentesis, extracción de muestras de sangre arterial para gases, etc.), ya que el individuo que maneja un instrumento conoce mejor la situación y cantidad del equipo utilizado, evitando así el riesgo de exposición a otros trabajadores.
  9. Se tendrá especial cuidado en que no haya objetos cortantes o punzantes en la ropa que vaya a la LAVANDERÍA, ya que pueden producir accidentes a los trabajadores que la manipulen.
  10. ¡¡¡Nunca se depositarán objetos cortantes o punzantes en las bolsas de plástico situadas en los cubos de basura!!!.

 

Fuente: Orden ESS/1451/2013 de 29 de junio, por el que se establecen disposiciones para la prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes en el sector sanitario y hospitalario.

Miguel Quintana Sancho

Circuito de actuación ante una exposición ocupacional a material biológico

Risc biológic

Ya sabemos la importancia de la DECLARACIÓN del accidente biológico, y de acudir inmediatamente al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, o al Servicio de Urgencias.

El 05 de marzo de 2015 ya publicamos una entrada en este blog sobre el “Documento de Consenso sobre profilaxis postexposición ocupacional y no ocupacional en relación con el VIH, VHB y VHC en adultos y niños, que es de marzo de 2015.

Además de recomendar su lectura, con las recomendaciones, hoy queremos insistir sobre el circuito de actuación que está en la página 50, por lo que reproducimos directamente dicha página.

Captura de pantalla 2017-07-10 a las 16.51.07

Miguel Quintana Sancho

Importancia de la DECLARACIÓN del accidente biológico

pinchazo

La revista AMF (Actualización en Medicina de Familia) es el programa de formación continuada a distancia de la semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria).

En la revista AMF de marzo de 2017, se publica un artículo sobre “accidente biológico en un profesional sanitario” en el que se demuestra su interés para que los profesionales de atención primaria estén formados sobre dichos accidentes.

Se indica en su introducción que:

“…Se considera un accidente biológico en un profesional sanitario el contacto con sangre u otros fluidos biológicos a través de inoculación percutánea (pinchazo o corte) o contacto con una herida abierta, piel no intacta o mucosas.

La primera actuación en caso de accidente biológico es ponerse en contacto con la Unidad de Salud Laboral, donde se indicará cómo actuar en función del protocolo que cada organización tenga establecido.

La mejor forma de evitar la transmisión ocupacional son las medidas de prevención de accidentes laborales (educación, entrenamiento y disponibilidad de material que actúe de protección: gafas, mascarillas, batas y guantes, así como material de bioseguridad) y la vacunación frente al virus de la hepatitis B (VHB) de todo el personal sanitario….”

Puedes leer más pinchando aquí.

 

Por otra parte, desde este blog queremos insistir en la necesidad de declarar de inmediato el accidente biológico al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales o Salud Laboral, para desde allí solicitar serología al paciente fuente, solicitar serología al trabajador que se ha pinchado y con los resultados y la valoración del accidente, decidir si procede tratamiento retroviral, vacunación de la hepatitis y/o inmunoglobulina específica anti-HB inmunoglobulina de hepatitis B (IgHB),…así como posterior seguimiento.

La consideración por el trabajador sanitario que se acaba de pinchar, de que el paciente es de bajo riesgo porque ha consultado la historia clínica y el paciente “no tiene nada importante“, la complejidad del procedimiento de notificación y la creencia de que unas medidas inmediatas de desinfección de la herida son suficientes, suelen ser causas frecuentes para no declarar los accidentes biológicos.

Por lo tanto, NO se debe olvidar, que en la formación e información de los trabajadores sanitarios sobre el accidente biológico, se les debe explicar la importancia de la DECLARACIÓN DEL ACCIDENTE BIOLÓGICO, porque en el caso de que ocurriera una seroconversión, no se podría considerar ENFERMEDAD PROFESIONAL, si no se ha declarado previamente el accidente biológico.

También te puede interesar:

Accidente biológico de trabajador sanitario con fuente VHB positiva.

 

Miguel Quintana Sancho

“Guía de Bioseguridad para los profesionales sanitarios” del Ministerio de Sanidad.

 

Captura de pantalla 2016-01-31 a las 20.15.30

En la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se ha publicado la Guía de Bioseguridad para los profesionales sanitarios.

Para los profesionales sanitarios dedicados a las labores asistenciales, el riesgo de exposición a sangre y otros fluidos corporales humanos potencialmente contaminados por gérmenes patógenos, sigue siendo el más frecuente y el mayor de los riesgos laborales evitables.

El objetivo de esta Guía es el de establecer unas directrices de buenas prácticas­ con el fin de facilitar a trabajadores y empresarios el pleno cumplimien­to del objeto de la Orden ESS/1451/2013 y proteger a los trabajadores frente a los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos derivados del uso de material cortopunzante durante el trabajo.

Miguel Quintana Sancho

Profilaxis postexposición ocupacional en relación con VIH, VHB y VHC

pinchazo

En la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se publicó el pasado mes de febrero el “Documento de consenso sobre Profilaxis postexposición ocupacional y no ocupacional en relación con el VIH, VHB y VHC en adultos y niños”.

En su introducción se indica que:

“…La Profilaxis Post-Exposición (PPE) puede ser una medida secundaria para prevenir la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) cuando la prevención primaria ha fallado. La PPE sólo se aconseja en personas con una exposición de riesgo al VIH esporádica y excepcional.

Este Documento de Consenso sobre las recomendaciones de las PPE ocupacional y no ocupacional pretende ser un documento técnico para los profesionales sanitarios.  Su principal objetivo es facilitar el uso apropiado de la PPE. Para ello, se han elaborado unas recomendaciones para la valoración del riesgo de transmisión en los diferentes tipos de exposición, de las situaciones en las que debe recomendarse la PPE, de las circunstancias especiales a tener en cuenta, de las pautas de antirretrovirales (ARV) con su inicio y duración, del seguimiento precoz de la tolerancia y adherencia del tratamiento, del seguimiento posterior de las personas expuestas independientemente de que hayan recibido PPE o no, y de la necesidad del apoyo psicológico.

El Documento va dirigido a todos aquellos profesionales que trabajan en la práctica clínica en el ámbito de la infección por VIH….”.

Descárgate el documento, pinchando aquí.

Miguel Quintana Sancho

Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos – Año 2014

gt_108

La presente guía técnica, que fue publicada por el INSHT en 2001, y ahora ha sido revisada, proporciona criterios y recomendaciones que pueden facilitar a los empresarios y a los responsables de prevención,  la interpretación y aplicación del RD 664/1997 de 14 de abril, para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos.

Historial de ediciones:

  • 2ª Edición – 1ª Impresión: noviembre 2014
  • 1ª Edición – 3ª Impresión: julio 2006
  • 1ª Edición – 2ª Impresión: julio 2003
  • 1ª Edición – 1ª Impresión: abril 2001

Miguel Quintana Sancho

Accidente biológico de trabajador sanitario con fuente VHB +

 

images

Médico Especialista en Cirugía Digestiva, de 57 años, que tras accidente biológico (pinchazo) en quirófano con fuente positiva a VHB, inició a los 3 meses cuadro de anorexia, astenia, nauseas, vómitos, dolor abdominal, febrícula, ictericia y coluria.  Las transaminasas y la bilirrubina estaban elevadas, y la serología del trabajador (ahora paciente) confirmó el diagnosticado de HEPATITIS B.

No declaró el  accidente de trabajo (AT),  ni se le administró la Gammaglobulina hiperinmune (IGHB), ni inició pauta de vacunación de VHB.   Tampoco se pudo declarar enfermedad profesional (EP), por lo que al estar incapacitado para su trabajo, tuvo que permanecer en situación de IT por contingencias comunes durante 4 meses.

En el último examen de salud realizado hace más de 3 años, el trabajador tenía Anti HBs < 10, por lo que desde el SPRL se le ofreció vacunación de la hepatitis B, pero SE NEGÓ a vacunarse, según consta en la historia clínica, porque desde siempre se declara ANTIVACUNAS, sin que quede constancia en documento alguno firmado por él, que se le había realizado tal ofrecimiento.

El trabajador como CIRUJANO, fue finalmente dado de alta laboral, aunque al quedar como portador de HBs Ag, en el momento de incorporarse pasó examen de salud por parte de SPRL, siendo declarado “NO APTO para el desempeño de PIPES” debido a la probabilidad real de transmisión de hepatitis B a terceros, ya que el trabajador se negó a realizarse controles cada 6 meses para confirmar la negatividad del HBe Ag y del DNA, así como a firmar documento asumiendo la responsabilidad del cumplimiento estricto de las precauciones universales y a notificar los accidentes biológicos que pudieran ocurrirle.

El trabajador puso demanda por RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL al Sistema Nacional de Salud (SNS) de su Comunidad Autónoma, por no haberle vacunado mediante la vacuna de la hepatitis B, vacuna que le hubiera protegido y que fue la causa de su EP que no ha podido ser reconocida por el INSS y de que no pueda realizar su trabajo como Cirujano ni en el Sistema Público de Salud, ni en el privado, con el consiguiente trastorno.  Además no se sabe la evolución clínica que pueda  tener, y si va o no a tener una cirrosis hepática o desarrollar un carcinoma hepatocelular.

Consideraciones y/o reflexiones:

1) En el examen de salud del año 2011, se le debería haber informado de la necesidad y de la eficacia de la vacunación de la hepatitis B y en el caso de negarse a que se le administrara, debería haber firmado un documento de renuncia, donde se indicara que se le había explicado la necesidad de la vacunación pero no obstante bajo su responsabilidad renunciaba a la misma.

2) Tras la exposición biológica ocupacional (EBO), se debería haber hecho la declaración del AT y acudir con la misma al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales donde tras comprobación de FUENTE VHB positiva, se le debería haber iniciado la pauta de vacunación de la hepatitis B junto con la gammaglobulina (IGHB).

3) Respecto a la NO realización de PIPES, ¿quién va a limitar a este trabajador, durante cuánto tiempo y en qué criterio se apoya?  ¿HBe Ag +? ¿y si fuera VHC + con carga viral alta?  ¿y si fuera VIH +?

4) En tu hospital o tu Comunidad Autónoma ¿existe Comisión de Evaluación de trabajadores sanitarios (CETS) que emita informes escritos sobre criterios de aptitud o no aptitud para el desarrollo de PIPES?

5) ¿Podría ocurrir que no se le permitiera practicar cirugía en la sanidad pública y que estuviera trabajando en un Centro Sanitario privado en el plan de eliminación de listas de espera o plan de choque del SNS? ¿Cómo podría evitarse esta situación?

_______________________________________________________

Este caso práctico es totalmente inventado.

Fuente: Protocolos de Vigilancia Sanitaria Específica “Agentes Biológicos” 2001

Miguel Quintana Sancho

 

%d bloggers like this: