Vacunación frente a la gripe a mayores de 65 años, grupos de riesgo y ¡¡PERSONAL SANITARIO!!!

Vacuna-gripe-300x225

Foto publicada en iSanidad.com

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda la vacunación frente a la gripe a mayores de 65 años, grupos de riesgo y personal sanitario.

  • Campaña de vacunación 2015-2016.
  • Sanidad aconseja evitar la transmisión del virus con medidas higiénicas como el lavado frecuente de manos.
  • Los antibióticos no son efectivos frente a la gripe por ser una enfermedad viral, y su uso puede crear resistencias a estos fármacos.
  • En la campaña 2015-2016, 13 comunidades autónomas, las dos ciudades autónomas, el Ministerio de Defensa e Instituciones Penitenciarias se han sumado al Acuerdo para la compra centralizada de vacunas promovida desde el Ministerio, lo que ha supuesto un ahorro superior a cinco millones de euros.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud recomienda la vacunación frente a la gripe estacional al personal sanitario y otros grupos de riesgo, a partir de la tercera semana del mes de octubre.

La vacunación antigripal es la medida más efectiva para evitar la aparición de complicaciones causadas por el virus de la gripe en las personas que tienen un mayor riesgo de adquirirla.

Para la temporada 2015-2016, la vacuna trivalente antigripal recomendada por la OMS para el hemisferio norte contiene las siguientes cepas:

  • Cepa análoga a A/California/7/2009 (H1N1)pdm09
  • Cepa análoga a A/Switzerland/9715293/2013 (H3N2)
  • Cepa análoga a B/Phuket/3073/2013-like virus

Ver nota de prensa del Ministerio.

Miguel Quintana Sancho

¡¡No pierdas la ilusión!!

default

No te pierdas el vídeo “Querido yo a los 17“, con el emotivo mensaje tan optimista que han mandado a sus “yoes” del pasado a través de YouTube, un grupo de 43 estudiantes de último curso de Medicina de la Universidad de Sevilla.

Como nuestro blog es sanitario y de PREVENCIÓN de riesgos laborales (PRL), queremos destacar que casi al final del vídeo, los estudiantes ya con su titulo de Medicina, están pidiendo no caer nunca en el desánimo,…. así dicen:

“….Querido yo a los 35 años           

            Querido yo a los 38 años            

                                                                                      Querido yo a los 40 años             

                                               ¡¡NO PIERDAS LA ILUSIÓN!! ¡QUE ERES MÉDICO!

 

Querido yo a los 45 años:

– “ Trata bien a tus alumnos de prácticas y enséñales a ser buenos médicos y recuerda que no hace mucho tiempo, tu estabas en su lugar.

– Sigue amando tu profesión, tu forma de vida

– No pierdas las ganas que tengo ahora!

– ¡¡Eres médico!!

– ¡¡Sigue haciéndolo, que merece la pena!!

– ¡¡Sigue luchando, contamos contigo!!

                                  Querido yo a los 45 años            

                                                     Querido yo a los 50 años,……”

Aquí ¿qué nos dicen?

No hay que olvidar esa última frase y si quieres saberla, no dejes de ver el vídeo, ya que es una inyección de optimismo, alegría, entusiasmo, energía, entrega, dedicación, esfuerzo, estímulo, ánimo, empuje… para TODOS, incluyendo por supuesto a TODOS los profesionales de la sanidad.

Pincha el enlace: PROMOCIÓN VALME 2007-2013. ¡¡No te lo pierdas!! Desde el principio hasta el final.  Más información sobre el vídeo: aquí

¡¡Enhorabuena por el vídeo!!

Miguel

Riesgos Laborales del personal sanitario

ERGA Formación Profesional (FP) es una publicación editada por el  Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo cuyo principal objetivo es divulgar contenidos prácticos sobre la prevención de riesgos laborales.

Aunque el nº 56 de ERGA FP fue publicado en el año 2007,  consideramos debería estar en este blog porque trata sobre los RIESGOS LABORALES DEL PERSONAL SANITARIO y siempre  puede aportar información útil.  Incluye:

– Caso práctico: Descripción

– Análisis del Caso Práctico

– Factores de riesgo.

“…Los Diplomados en Enfermería y los Auxiliares de Enfermería son los dos colectivos del sector sanitario que integran un mayor número de trabajadores y que ostentan, a su vez, el índice más elevado de accidentes y enfermedades profesionales. Dado que su principal actividad consiste en el tratamiento y el cuidado de enfermos, los problemas de salud laboral más importantes que sufren estos trabajadores provienen, precisamente, del contacto físico y emocional que establecen con los pacientes.

Como ejemplo citaremos el contagio de enfermedades, más o menos peligrosas, como la tuberculosis, la hepatitis B y C o el SIDA; las lesiones musculoesqueléticas ocasionadas por la carga de trabajo y la manipulación de enfermos; y las patologías de origen psicosocial (ansiedad, depresión, alteraciones digestivas, trastornos del sueño, etc.) impulsadas por situaciones de estrés o de burnout (incapacidad de soportar la elevada demanda emocional asociada al trabajo). Los fracasos terapéuticos, la atención especial que necesitan muchos enfermos, los casos urgentes, el trabajo a turnos, la forma de organizar el trabajo, la escasez de recursos, etcétera, son factores determinantes para la aparición de estos riesgos que, por otro lado, cada día adquieren más protagonismo entre el personal sanitario. A todo ello, debe añadirse el riesgo de sufrir agresiones y actos de violencia por parte de los enfermos o sus familiares, especialmente en servicios de urgencias y en Centros de Atención Primaria.

Otros problemas de salud que también son muy frecuentes entre el personal sanitario son las dermatitis producidas por el contacto con detergentes y con algunos materiales que componen los guantes. Tampoco hay que olvidar los pinchazos o los cortes ocasionados por agujas, tijeras, bisturís, cristales rotos, etc. o los golpes producidos por contacto con objetos estructurales y por caídas.

A continuación, trataremos los riesgos y las medidas preventivas relativas al personal sanitario teniendo en cuenta que en este grupo no incluimos a los médicos, ni a los técnicos de laboratorio y de radiodiagnóstico, cuyos riesgos más específicos se tratarán en futuros números de la publicación…”

Miguel

La rendibilitat de la prevenció

Per cada euro invertit en prevenció, s’obtenen 2,2 euros de rendiment econòmic potencial. Eixa és la conclusió a que arriba un estudi internacional de la AISS (Associació Internacional de Seguretat Social) publicat l’any passat.

La inversió en prevenció té efectes positius directes sobre la reducció de riscos i la disminució dels accidents i incidents, i a més a més, té efectes indirectes de millora de l’imatge corporativa i la motivació dels empleats.

Carme

Riesgos en el sector sanitario

Alrededor del 10% de los trabajadores de la Unión Europea trabajan en la sanidad o los servicios sociales, y muchos de ellos lo hacen en hospitales. Estos trabajadores pueden estar expuestos a una gran variedad de riesgos, que si bien en su mayor parte tienen una legislación específica para su control, no está tan claro que se disponga de medios eficaces para dicho control cuando diversos riesgos se presentan simultáneamente.

Por ello, la Comisión Europea ha editado esta guía de prevención y buenas prácticas con el objetivo de servir de herramienta práctica y sencilla para la formación inicial y periódica del personal que trabaja en los hospitales. El documento en inglés (284 páginas, 2011) se llama:

Occupational health and safety risks in the healthcare sector

Guide to prevention and good practice

(Fuente: ERG@nline  nº 113, página 4)

Miguel

Reconocida la incapacidad por el amianto a pensionistas

Según noticia publicada en el diario EL PAÍS en fecha 29/07/2011:

“…La Seguridad Social de Bizkaia ha reconocido a dos pensionistas la incapacidad absoluta por enfermedad profesional derivada en ambos casos de “la inhalación de fibras de amianto décadas atrás“, según han informado fuentes de CC OO.

Según el comunicado, uno de los casos afecta a un trabajador de 65 años, que trabajó en Elecqui -empresa ubicada en Trapagaran y que estuvo activa hasta hace tres años- en “permanente” contacto con el amianto. En la actualidad, esta persona sufre asbestosis pulmonar y afectación pleural.

El otro pensionista al que se le ha reconocido la incapacidad absoluta tiene también 65 años y sufre cáncer de pleura, tras permanecer durante su vida laboral en contacto con el amianto. Según CC OO, trabajó en su juventud en la industria naval, en la subcontrata Eusebio Herrería Ureta, realizando tareas de limpieza y pintura en los tanques de barcos, y posteriormente estuvo empleado en la fabricación y fundición de vidrio en Vicrila (Lamiako).

El sindicato ha emplazado a “numerosos pensionistas enfermos de enfermedades crónicas por culpa del trabajo” a que reclamen el reconocimiento del origen profesional de sus enfermedades.

Por otro lado, el sindicato lamenta que los profesionales sanitarios de Osakidetza “no han realizado la obligatoria comunicación de sospecha de ambas enfermedades, ni nos consta que hayan transferido los costes sanitarios como corresponde su abono a la Mutua”.

Para CC OO, “los cargos políticos de Osakidetza no pueden continuar debatiendo sobre el copago, mientras ignoran el coste de las enfermedades profesionales”, concluye…”

 Miguel

Reconocimiento del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple

En la revista nº 53 de porExperiencia.com de julio de 2011, hay un artículo titulado:

Francisca Gutiérrez: “La OMS ha sido muy clara : España tiene la soberanía para reconocer la SQM”

BERTA CHULVI

“…Francisca Gutiérrez es presidenta de la asociación española ASQUIFYDE y miembro del Comité Nacional para el Reconocimiento del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple. Hablar con ella es una manera de reconocer un trabajo ingente de visibilización que realizan las propias afectadas. Francisca nació con una carga tóxica superior a la habitual porque su madre trabajaba como enfermera anestesista y con uso de radiología en un momento en el que apenas se tomaban precauciones.

¿Quién forma parte del Comité Nacional para el Reconocimiento del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple y cuál es vuestro objetivo?

Somos trece asociaciones de todo el Estado, pero están surgiendo más ahora porque cada vez hay más afectados. El objetivo más inmediato es el reconocimiento de la enfermedad a nivel estatal y también por la Organización Mundial de la Salud a través de su inclusión en la clasificación internacional de enfermedades. También hemos pedido su inclusión en el listado de enfermedades profesionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Hasta ahora España esperaba el reconocimiento por parte de la OMS. Y lo que ha quedado claro en la última reunión que desde el comité hemos mantenido con la OMS es que los Estados tienen soberanía para reconocer esta enfermedad. Sólo así se explica que países como Alemania, Japón, Austria o Luxemburgo sí la hayan reconocido.

¿El Ministerio de Sanidad trabaja en estos momentos en un documento de consenso?

Sí, así es. Y esperamos que se traduzca inmediatamente en el sistema sanitario, ya que en estos momentos no hay ningún centro sanitario público que atienda a las personas enfermas de SQM. Las personas que padecen SQM están teniendo que acudir a la sanidad privada, porque en la sanidad pública no hay especialistas formados en medicina ambiental y mucho menos en SQM. Como hay desconocimiento, la mayoría de casos se trata desde un punto de visto psicológico y, como mucho, derivan a los servicios que atienden la fibromialgia o la fatiga crónica. Muchas enfermas de SQM que son derivadas a salud mental se ven obligadas a tomar medicamentos que no pueden tolerar y empeoran. Ni ellas saben lo que tienen, ni el sistema sanitario está preparado para dar la respuesta adecuada.

Y el quebranto de vuestra vida es enorme…

Sí. Cualquier fragancia, cualquier producto químico que lleve una persona yo lo noto enseguida. Imagínate a partir de ahí lo que es relacionarte con el resto del mundo. Es una enfermedad que implica pérdidas familiares, sociales, de ocio, profesionales, económicas, etc., porque la relación con tu entorno queda supeditada al control ambiental, que es el eje terapéutico fundamental de esta enfermedad. La responsabilidad de ese control ambiental se le traslada al paciente. Y nosotros podemos controlar lo que comemos, lo que bebemos, lo que nos ponemos sobre la piel, pero lo que respiramos es imposible de controlar. En estos momentos tenemos una guerra declarada a las fumigaciones con pesticidas que a nosotras nos afectan de forma muy grave e inmediata y al resto de la ciudadanía a medio y largo plazo. Se trata de fumigaciones que son realizadas en nuestros municipios sin aviso, sin control y en algunos casos con productos prohibidos. Las enfermas de SQM estamos poniendo en evidencia la falta de sostenibilidad de nuestra sociedad.

¿Y cuáles son los síntomas que padeces cuando entras en contacto con algún producto químico?

Depende de cuál sea el producto. Puede ser una repentina fatiga extrema, sudores fríos, puedo tener náuseas o que se me hinche el vientre como una chica embarazada de cinco o seis meses. Vértigos, bajada de tensión, etc. Quedan afectados todos los sistemas del organismo. Por ejemplo, yo en una crisis grave he estado a punto de sufrir una parada cardiaca. Y son numerosos los casos de compañeros y compañeras que están en situaciones extremas…”.

Miguel

%d bloggers like this: