¿Qué dice la ley sobre “el riesgo durante el embarazo” y sobre “el riesgo durante la lactancia natural”?

leyes

¿Qué dice la ley sobre el RIESGO DURANTE EL EMBARAZO y sobre el RIESGO DURANTE LA LACTANCIA NATURAL?

¿Se cumple?

¿Con qué agilidad y rapidez se gestiona un RIESGO DURANTE EL EMBARAZO o un RIESGO DURANTE LA LACTANCIA?

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales

“…Artículo 26. Protección de la maternidad.

  1. La evaluación de los riesgos a que se refiere el artículo 16 de la presente Ley deberá comprender la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico. Si los resultados de la evaluación revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de una ADAPTACIÓN DE LAS CONDICIONES O DEL TIEMPO DE TRABAJO de la trabajadora afectada. Dichas medidas incluirán, cuando resulte necesario, la no realización de trabajo nocturno o de trabajo a turnos.
  2. Cuando la adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo no resultase posible o, a pesar de tal adaptación, las condiciones de un puesto de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la trabajadora embarazada o del feto, y así lo certifiquen los Servicios Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social o de las Mutuas, en función de la Entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales, con el informe del médico del Servicio Nacional de Salud que asista facultativamente a la trabajadora, ésta deberá desempeñar un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado. El empresario deberá determinar, previa consulta con los representantes de los trabajadores, la relación de los puestos de trabajo exentos de riesgos a estos efectos.

         El cambio de puesto o función se llevará a cabo de conformidad con las reglas y criterios que se apliquen en los supuestos de movilidad funcional y tendrá efectos hasta el momento en que el estado de salud de la trabajadora permita su reincorporación al anterior puesto.

         En el supuesto de que, aun aplicando las reglas señaladas en el párrafo anterior, no existiese puesto de trabajo o función compatible, la trabajadora podrá ser destinada a un puesto no correspondiente a su grupo o categoría equivalente, si bien conservará el derecho al conjunto de retribuciones de su puesto de origen.

  1. Si dicho cambio de puesto no resultara técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados, podrá declararse el paso de la trabajadora afectada a la situación de suspensión del contrato por RIESGO DURANTE EL EMBARAZO, contemplada en el artículo 45.1.d) del Estatuto de los Trabajadores, durante el período necesario para la protección de su seguridad o de su salud y mientras persista la imposibilidad de reincorporarse a su puesto anterior o a otro puesto compatible con su estado.
  2. Lo dispuesto en los números 1 y 2 de este artículo será también de aplicación durante el período de lactancia natural, si las condiciones de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la mujer o del hijo y así lo certifiquen los Servicios Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social o de las Mutuas, en función de la Entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales, con el informe del médico del Servicio Nacional de Salud que asista facultativamente a la trabajadora o a su hijo. Podrá, asimismo, declararse el pase de la trabajadora afectada a la situación de suspensión del contrato por riesgo durante la lactancia natural de hijos menores de nueve meses contemplada en el artículo 45.1.d) del Estatuto de los Trabajadores, si se dan las circunstancias previstas en el número 3 de este artículo.
  3. Las trabajadoras embarazadas tendrán derecho a ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, previo aviso al empresario y justificación de la necesidad de su realización dentro de la jornada de trabajo.

 

Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

“…Riesgo durante el embarazo

Artículo 186. Situación protegida.

A los efectos de la prestación económica por riesgo durante el embarazo, se considera situación protegida el periodo de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en que, debiendo la mujer trabajadora cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su estado, en los términos previstos en el artículo 26.3 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, dicho cambio de puesto no resulte técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

         La prestación correspondiente a la situación de riesgo durante el embarazo tendrá la naturaleza de prestación derivada de contingencias profesionales.

Artículo 187. Prestación económica.

  1. La prestación económica por riesgo durante el embarazo se reconocerá a la mujer trabajadora en los términos y condiciones previstos en esta ley para la prestación económica de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales, con las particularidades establecidas en los apartados siguientes.
  2. La prestación económica nacerá el día en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo y finalizará el día anterior a aquel en que se inicie la suspensión del contrato de trabajo por maternidad o al de reincorporación de la mujer trabajadora a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su estado.
  3. La prestación económica consistirá en un subsidio equivalente al 100 por cien de la base reguladora correspondiente. A tales efectos, la base reguladora será equivalente a la que esté establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales.
  4. La gestión y el pago de la prestación económica por riesgo durante el embarazo corresponderá a la entidad gestora o a la mutua colaboradora con la Seguridad Social en función de la entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales.

CAPÍTULO IX

Riesgo durante la lactancia natural

Artículo 188. Situación protegida.

A los efectos de la prestación económica por riesgo durante la lactancia natural, se considera situación protegida el período de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en que, debiendo la mujer trabajadora cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su situación, en los términos previstos en el artículo 26.4 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, dicho cambio de puesto no resulte técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

Artículo 189. Prestación económica.

La prestación económica por riesgo durante la lactancia natural se reconocerá a la mujer trabajadora en los términos y condiciones previstos en esta ley para la prestación económica por riesgo durante el embarazo, y se extinguirá en el momento en que el hijo cumpla NUEVE MESES, salvo que la beneficiaria se haya reincorporado con anterioridad a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su situación, en cuyo caso se extinguirá el día anterior al de dicha reincorporación….”.

Fuente: BOE actualizado.

Miguel Quintana Sancho

Anuncis

NTP sobre embarazo y lactancia

Las NTP 992 y 993 del INSHT, ambas de 2013, son sobre el embarazo y lactancia natural:

NTP 992: Embarazo y lactancia natural: procedimiento para la prevención de Riesgos en las empresas

 “…Para realizar un procedimiento en torno a la prevención de riesgos durante el embarazo y la lactancia, es necesario que las actividades básicas de protección de la maternidad estén desarrolladas: evaluación de riesgos, planificación de la actividad preventiva y relación de puestos de trabajo exentos de riesgos..”.

 

NTP 993: Embarazo y lactancia natural: el papel de la empresa en la prestación por riesgo laboral.

“…El artículo 26 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales regula cómo se debe actuar ante el supuesto de que exista un riesgo para la salud de la mujer embarazada o lactante o su descendencia.  Dicha normativa establece una jerarquía de actuación:

1) Adaptación de las condiciones o tiempo de trabajo

2) Cambio de puesto de trabajo.

En el caso de que las medidas anteriores no fuesen posibles de implementar, podrá declararse a la trabajadora en situación de suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo o la lactancia…”

MiguelQS

También te puede interesar:

guia_embarazo_y_lactancia

Trabajo y salud reproductiva: Embarazo y lactancia

Feina i salut reproductiva: Embaràs i lactancia

Des de el tapinet ens informen que a l’apartat de seguretat i salut laboral de la web del DEMO gestionat per la Subdirecció General de Seguretat i Salut Laboral (Generalitat de Catalunya) ja podem trobar la novetat següent:

-Full monogràfic  17 (octubre 2012) “Feina i salut reproductiva: embaràs i lactància”, accessible des de l’apartat de “Gestió de la prevenció” de la web, o bé fent un clic aquí.

El full monogràfic informa sobre tot allò que les empreses han de tenir en compte en relació a l’embaràs i la lactància de les dones treballadores. Se subratlla la importància de tenir identificats els llocs de treball que poden comportar algun risc per a les dones que es troben en aquestes situacions, i es detallen les mesures a prendre per part de les empreses per garantir la seguretat i la salut de les treballadores embarassades o en període de lactància natural.

 Aquesta publicació ha estat elaborada a partir de l’experiència i coneixement generat pels Centres de Seguretat i Salut Laboral.

 Miguel

Riesgo de lactancia

Noticia del Diario Médico del 27/03/2012:

La mujer embarazada o lactante tiene reconocido el derecho a modificar las condiciones de su puesto de trabajo cuando afecten a su salud o a la de la gestante. Este reconocimiento que figura de una manera genérica en el artículo 26.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) está desarrollado en el reglamento de servicios de prevención, que es el Real Decreto 39/1997.

En los anexos VIII y VII de esta norma se ha fundamentado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León para desestimar la petición de una sanitaria de que le cambiaran de puesto de trabajo durante el tiempo de lactancia.

El tribunal autónomico señala que el reglamento que desarrolla la LPRL, en sus anexos VIII y VII, no recoge ni el trabajo nocturno, ni el trabajo a turnos como riesgos para la lactante.

———————————————————————————————

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia falló a favor de una enfermera de quirófano en periodo de lactancia que solicitó el reconocimiento de su actividad como de riesgo para su hijo (ver DM del 19-X-2009), ya que aquí sí hay riesgo para el lactante.

 Miguel

Campos electromagnéticos y maternidad

El Manual de Seguridad y Salud frente al riesgo de exposición laboral a los campos electromagnéticos en los puestos de Fisioterapeuta y Auxiliar, de Fremap del año 2011, es un documento en que contiene un apartado sobre campos electromagnéticos y maternidad, donde se indica que:

“…los profesionales expuestos a los campos electromagnéticos, generados por equipos de microondas y magnetoterapia que se utilizan en tratamientos de rehabilitación, reciben dosis inferiores a la considerada como límite para el publico general.

Considerando lo expuesto, es recomendable que los profesionales del colectivo de fisioterapia apliquen Buenas Prácticas de Trabajo y que se sea especialmente estricto cuando alguna de las trabajadoras se encuentre en estado de gestación.  En estos casos, siempre que se cuente con más de un fisioterapeuta por turno, las medidas generales de protección se complementarán con otras dirigidas a la organización del trabajo, con el fin de que la trabajadora embarazada no aplique técnicas que incluyan el uso de equipos de diatermia y magnetoterapia.

Por lo tanto:

–          Ante todo se evitará toda exposición innecesaria.

–          Los trabajos se han de distribuir de forma que las tareas de diatermia se lleven a cabo por el resto de los compañeros que coincidan con el turno.

–          Las trabajadoras embarazadas deben aplicar las terapias y disponer de la mesa de trabajo en las zonas más alejadas de los equipos de diatermia.

Respecto a la lactancia, la Asociación Española de Pediatría asegura no haberse demostrado ningún efecto negativo…”.

Miguel

Directrices para la evaluación de riesgos y protección de la maternidad en el trabajo

Desde el 25/11/2011, en la web del INSHT se puede descargar el documento denominado:

Directrices para la evaluación de riesgos y protección de la maternidad en el trabajo

“…En este documento se presentan los criterios del INSHT para la evalaución de riesgos y protección de la maternidad en el trabajo. Su objetivo principal es poner a disposición de los técnicos de prevención de riesgos laborales y de los profesionales sanitarios de los servicios de prevención la información necesaria para facilitar la identificación y evaluación de los riesgos para la maternidad en el lugar de trabajo y orientar en la selección de las medidas preventivas…”.

Miguel

Individualizar el riesgo, clave para las gestantes

En el Diario Médico del día 04/10/11, se publicó  una noticia de Medicina del Trabajo que se titulaba “Individualizar el riesgo, clave para las gestantes”.

Según lo publicado, D. Ignacio Sánchez, Jefe del Servicio de PRL del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, que ha participado en el VIII Congreso de Medicina y Enfermería del Trabajo, celebrado en Valladolid, comentó los criterios de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), según los cuales “las embarazadas no pueden hacer turnos de nocturnidad desde el principio de la gestación”.  Sobre ello, lanzó al aire esta pregunta “¿la evidencia científica es consistente?”, a la que él mismo respondió diciendo “creo que no, ya que las evidencias científicas son escasas, como también lo son en cuanto a los factores ergonómicos y psicosociales”

Además indicó que “necesitamos investigación sobre los riesgos laborales de las gestantes y guías en coordinación con los ginecólogos, pero que nos llamen”.  Con estas palabras reclamó la cooperación de los profesionales de la especialidad de Ginecología para abordar el tema de la protección de la mujer embarazada trabajadora, cuestión para la que a su juicio “el riesgo cero no existe”.

En cuanto a las radiaciones ionizantes, la SEGO dice que la dosis cero es la única dosis de seguridad absoluta.  De igual forma, D. Ignacio Sánchez explicó que “tampoco están muy claras las evidencias científicas de las radiaciones  y en cualquier caso, si las embarazadas no están en la sala se considera que pueden estar en este puesto de trabajo”.  Como conclusión dijo que “el embarazo debe compatibilizarse con la vida laboral porque no es una enfermedad, sólo una etapa más en la vida de una mujer.  Además abogó por “evaluar los riesgos individuales, porque las mismas cosas no afectan igual a todas las trabajadoras, por lo que hay que saber cuáles son sus propios riesgos”.

Miguel Quintana Sancho

Comentario:

La Guía de  Valoración de Riesgos Laborales en el Embarazo y Lactancia en Trabajadoras del Ámbito Sanitario  (Versión 1.0 de Junio de 2008) es muy práctica y útil, pero ¿se ajusta al RD 298/2009 de 6 de marzo que se publicó con posterioridad o por el contrario precisa nueva revisión de la misma?

%d bloggers like this: