Guía de actuaciones de la Inspeccion de Trabajo y Seguridad Social sobre Riesgos Psicosociales

Este es un documento elaborado por la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social  (ITSS) con la colaboración del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).

 A través de la presente Guía se actualiza el contenido de la anterior guía de actuaciones de la ITSS sobre riesgos ergonómicos y psicosociales en lo que respecta a esta última clase de riesgos.

 Es necesario que las actuaciones de la ITSS en esta materia se coordinen con los criterios establecidos para las inspecciones que intervienen en la Campaña Europea sobre Riesgos Psicosociales que tendrá lugar en 2012 bajo la dirección del SLIC y se pongan en sintonía con los contenidos señalados en los Criterios Técnicos 69/2009 y 87/2011 de la DGITSS.

 La guía incorpora los conceptos básicos y criterios jurídicos de actuación de la ITSS respecto a los riesgos psicosociales, tanto en sus actuaciones preactivas como en las de carácter reactivo, y va acompañada de anexos en las que se especifican los contenidos de carácter más técnico.

Miguel

Informe sobre el estado de la seguridad y salud laboral en España

Se ha publicado el “Informe sobre el estado de la seguridad y salud laboral en España 2010”. En ese año, el paro estaba lejos todavía del 22% actual, aunque ya era alto, se notaban los efectos de la crisis y habían comenzado las políticas de recortes de derechos y empeoramiento de las condiciones de trabajo (recordemos que 2010 es el año de la Huelga General contra la Reforma Laboral promovida por José Luis Rodríguez Zapatero).

Algunos datos del Informe que merecen ser destacados:

  • En ese año, el 5% de los trabajadores no tenían en España, ningún tipo de contrato. Ese segmento de trabajadores mostraba una mayor exposición a riesgos higiénicos, ergonómicos y psicosociales. Respecto a los riesgos relacionados con la seguridad, encontramos que únicamente con relación al usar equipos y herramientas en mal estado hay una mayor prevalencia entre los informales respecto a los formales.
  • Respecto a la edad, hay que señalar que en toda Europa se viene incrementando progresivamente la edad real de jubilación.Sin embargo, la respuesta al posible efecto del cambio demográfico en el mercado de trabajo no consiste en retrasar sin más la edad de jubilación sino que son necesarios profundos cambios en favor de generar condiciones de trabajo más saludables y atractivas. En este sentido, los resultados de distintos estudios muestran que es posible conseguir una mayor participación en el mercado laboral entre la población de edad avanzada si se crean las condiciones adecuadas en tres ámbitos concretos: a) condiciones de seguridad y salud laboral, b) adopción de medidas organizativas y de tiempo de trabajo, y c) desarrollo de propuestas formativas y de actualización en las competencias profesionales (ENWHP 2006).
  • El índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja por cada 100.000 trabajadores afiliadosdel año 2010 fue de 3.870,9 , un 6,3% menor que el correspondiente índice de 2009. El índice de incidencia de accidentes de trabajo mortales adquirió el valor de 3,9 para el año 2010, lo que supuso una disminución porcentual del –7,8% con respecto a 2009.
  • En el año 2010 se comunicaron 18.186 partes de enfermedad profesional, de los cuales 8.765 fueron con baja, 8.077 sin baja y 1.344 evidenciaron la presencia de lesiones permanentes no invalidantes.
  • El informe da cuenta de la actividad de la Inspección de Trabajo, de la Fiscalía Especial, del INSHT y de las actividades de promoción de la salud de otros organismos. Llama la atención que de las 115.403 órdenes de servicio de la Inspección de Trabajo, 418 hayan derivado en la medida extrema de paralización de trabajos. (¿no os parecen muchas?)
  • La actividad sanitaria es una de las actividades que presentan más enfermedades profesionales declaradas en mujeres.

Carme

Infracciones y sanciones por la Inspección de Trabajo en España

El documento Nº 13 – marzo 2011 “Estudio sobre infracciones y sanciones en el ámbito de la Inspección del Trabajo: el caso de España” constituye una fuente de información actualizada sobre el sistema sancionador español y las competencias que en este campo ejerce la Inspección de Trabajo de este país.

El sistema sancionador español se caracteriza por ser un sistema integral que abarca un amplio elenco de materias en el área social, tales como relaciones laborales, empleo, salud y seguridad laboral y Seguridad Social. El marco legislativo, el ámbito de aplicación material, los procedimientos de inspección y sanción, así como las particularidades relativas a los sujetos responsables, son temas tratados con profundidad.

El estudio también ofrece interesantes datos y estadísticas sobre sanciones y procedimientos iniciados en España por la Inspección en los años recientes, y reflexiona sobre la problemática de la aplicación y ejecución de las sanciones tanto en el ámbito nacional como europeo. Por otra parte, el estudio describe la actuación relevante de la Inspección de Trabajo de España en los distintos procedimientos administrativo, penal o civil y aborda temas polémicos como el papel de los agentes sociales en los procedimientos sancionadores o la responsabilidad de la Administración Pública…”

 Miguel

Trabajo realizará 5.100 inspecciones laborales sobre la igualdad en el ámbito de la empresa

Según notica publicada en prewention.world:

“…El Ministerio de Trabajo e Inmigración realizará 5.100 inspecciones en empresas para garantizar que se cumplen condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, según ha informado el titular de esta cartera al Consejo de Ministros.


De este modo, se dará continuidad al Plan de Actuaciones en materia de igualdad en las empresas 2008/2010, que contemplaba controles sobre discriminación en la relación laboral, discriminación salarial, prevención de riesgos laborales con enfoque de género, acoso sexual y por razón de sexo, discriminación en la negociación colectiva, discriminación en el acceso al empleo y derechos sobre conciliación de la vida familiar y laboral.
Según ha informado el Ejecutivo, finalizado el citado programa, se articula un Plan de actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de igualdad y no discriminación por razón de sexo como área de actuación permanente de la materia de Relaciones Laborales, dentro de la programación anual de las Inspecciones de Trabajo de todas las comunidades autónomas.
Además, junto a la actividad rogada (denuncias y petición de informes) se mantendrá una actividad programada, estableciendo criterios de selección de las empresas a incluir en las actuaciones inspectoras y se incrementará el número de actuaciones selectivas en base a informaciones previas que permitan actuar sobre empresas con indicios de irregularidad.

05/07/2011 – labolsa.com…”

Miguel

Cambio de puesto: las empresas incumplen sistemáticamente la ley

A continuación, ponemos un artículo publicado en el nº 52 de porExperiencia.com titulado:

Cambio de puesto: las empresas incumplen sistemáticamente la ley

“…La acción sindical es intensa y acaba casi siempre en la Inspección de Trabajo

L. PEINADO, A. RODRÍGUEZ Y A. GUTIÉRREZ

La ley es de mínimos y éstos no se cumplen: las empresas eluden cambiar de puesto a los trabajadores a los que se les ha reconocido un daño para la salud y los representantes de los trabajadores tienen que centrar sus esfuerzos en cuestiones tan básicas como éstas. Con este panorama, ¿cómo hablar de concienciación y de cultura preventiva? La problemática está perfectamente identificada y lo paradójico es que luego las empresas acusan a los sindicatos de acudir a la Inspección como primera medida.

César trabaja en una empresa multinacional española de materiales de construcción, en la especialidad de sistemas de conducción de aguas. Durante cuatro años y medio ha estado expuesto a un nivel de ruido superior a 85 decibelios. Debido a ello presenta hipoacusia neurosensorial bilateral. La empresa ha realizado los reconocimientos médicos y evaluado la exposición a ruido, reconociendo que en los puestos de trabajo que ha desempeñado se excede el nivel de ruido permitido. El sindicato, a través del delegado de prevención y del gabinete de salud laboral, ha solicitado la adaptación del puesto de trabajo y la declaración de enfermedad profesional. La respuesta de la empresa fue obviar nuestros requerimientos y comunicarle al trabajador que iba a ser despedido por ineptitud sobrevenida. El sindicato denunció directamente a la Inspección de Trabajo y se consiguió paralizar el despido y que el trabajador se reincorporara a otro puesto de trabajo compatible con su estado. Finalmente se le ha reconocido la enfermedad profesional.

Pero no todos los casos acaban en éxito. José es un trabajador de una empresa del metal. Presenta un menoscabo físico y funcional severo, estando limitado para la realización de actividades físicas que impliquen esfuerzos, posturas forzadas o bipedestación prolongada. En reiteradas ocasiones se solicitó a la dirección de la empresa la adaptación del puesto de trabajo por problemas de salud, haciendo ésta caso omiso a las reclamaciones hasta que el sindicato se vio obligado a denunciar a la Inspección de Trabajo. Como resultado de la actuación de la Inspección se consigue que el servicio de prevención realice un examen de salud, tal y como prescribe la ley, obteniendo como resultado un apto con limitaciones, en concreto se recomienda evitar la manipulación manual de cargas (más de 15 kilos) y posturas forzadas (esfuerzos repetidos de flexoextensión y rotación de la columna vertebral, cuello-espalda). Sin embargo, y pese a este informe, la empresa no asume su responsabilidad y mantiene al trabajador en su puesto, donde se ve obligado a manejar cargas superiores a 15 kilos de forma continuada. Esto supone un empeoramiento de su salud, viéndose obliga do o coger la baja de forma continuada y a mantener largos periodos de reposo. La empresa intentó eludir toda responsabilidad en el tema, incluso dejando de acudir a las citaciones de la Inspección de Trabajo, siendo sancionada por todo ello. En la actualidad, trabajador y sindicato están estudiando acudir al juzgado de lo social.

En ocasiones, los cambios son pura pantomima

Aurora trabaja en una empresa de limpieza pública viaria. Ocupa el puesto de limpiadora viaria y padece fibromialgia. Tras pasar examen médico de la mutua, se recomienda un cambio de puesto de trabajo dado que las tareas propias de su puesto (exposición a temperaturas extremas, posturas forzadas, movimientos repetitivos y bipedestación) están perjudicando su salud, produciéndole diversas contracturas y dolencias que en ocasiones fueron consideradas como accidente de trabajo.

Sin embargo, la empresa no facilita este cambio, por lo que el sindicato se ve obligado a denunciar ante la Inspección de Trabajo. Ésta requiere a la empresa que realice el cambio de puesto de forma inmediata y que el nuevo puesto sea evaluado por el servicio de prevención, de forma que se controle que sus nuevas funciones no le generen más daño. La empresa procede al cambio de puesto de trabajo, dándose la paradoja de que en el nuevo se dan condiciones que empeoran su salud: entre sus nuevas ocupaciones se encuentra la de cargar y descargar un camión de, entre otras cosas, muebles y enseres, restos de poda, etc. Se vuelve a denunciar a la Inspección la mala fe del ayuntamiento que, lejos de mejorar las condiciones de trabajo de esta trabajadora, le asigna tareas más perjudiciales que le provocan nuevas dolencias y una nueva baja por múltiples contracturas. El servicio de prevención del ayuntamiento consiente esta situación.

Remedios tiene 49 años y trabaja en una empresa de limpieza subcontratada por una oficina bancaria. Está operada de la muñeca izquierda y en el Sistema Público de Salud se le ha practicado una artrodesis, que consiste en una osificación artificial en una articulación mediante cirugía que deja sin movimiento dicha articulación. La artrodesis ha sido necesaria por las graves lesiones que le han producido los repetidos movimientos realizados a lo largo de su vida laboral como limpiadora. El sindicato ha reclamado un cambio de puesto o una adaptación del mismo. La trabajadora ha presentado el informe del médico de rehabilitación donde se explicaban las limitaciones funcionales de la trabajadora. La empresa lo único que ha considerado pertinente hacer es sustituir a Remedios en la limpieza de suelos, pero le sigue obligando a limpiar con una única mano, la derecha, el mobiliario de la oficina. En esa mano Remedios empieza ya a padecer dolores. La trabajadora solicitó un cambio al turno de mañana, del que ella formaba parte antes de ser operada de cáncer. En ese turno puede actuar como reponedora de papel higiénico, una tarea mucho más acorde a sus limitaciones, pero la empresa hace caso omiso y hoy por hoy, mientras el sindicato y la trabajadora estudian nuevas vías de acción, Remedios sigue limpiando: “Aparto los muebles con el culo o con la pierna”, afirma impotente la trabajadora: “Tú me dirás dónde voy yo con 49 años”, concluye.

Y los logros nunca son definitivos

Juan es un trabajador contratado como soldador en una pequeña empresa donde se ve expuesto a diario a los humos de soldadura. En el año 2002 se empieza a encontrar mal y se le diagnostica a través del Sistema Público de Salud una neumonitis por soldadura. Ese mismo año el servicio de prevención de la empresa dictamina que se trata de un trabajador apto con limitaciones. La empresa asume su responsabilidad y le facilita el cambio de puesto de trabajo, evitando la realización de cualquier tipo de soldadura.

En 2009, el médico del servicio de prevención es sustituido y el nuevo facultativo concluye que este trabajador es apto, obviando las limitaciones. A esta situación se suma una reestructuración en la dirección de la empresa, por lo que el trabajador vuelve a ocupar su anterior puesto realizando trabajos de soldadura. Esto supone un grave empeoramiento de su salud: actualmente presenta enfermedad profesional denominada “fiebre de los metales”, cuyo reconocimiento se está tramitando, y una hiperactividad bronquial que le impide llevar una vida normal. Además se le reconoce una incapacidad total para su profesión habitual. En estos momentos, el caso se encuentra denunciado ante la Inspección de Trabajo: en dicha denuncia se solicita el recargo de prestaciones a la empresa por falta de medidas preventivas y se plantea la posibilidad de solicitar este mismo recargo de prestaciones a la sociedad de prevención.

Estos son algunos casos, pero hay muchos más, tanto en la Comunidad de Madrid como en el resto de España. Como señala Carmelo Plaza, secretario de Salud Laboral de CCOO-Madrid, “la Ley de Prevención de Riesgos es papel mojado para muchas empresas que la incumplen sistemáticamente, haciendo más necesaria la perseverancia de los delegados de prevención en la defensa de la salud y la exigencia a la Administración de velar por el cumplimiento de la ley”…”. (Publicado en PorExperiencia.com nº 52, abril 2011)

Miguel

Guía para las actuaciones de la Inspección de Trabajo en materia de seguridad vial de las empresas

Desde hace unos años, todas las instituciones parecen haberse tomado en serio la prevención de los accidentes in itinere, cuya frecuencia no deja de aumentar. Ahora también la actuación inspectora del Ministerio de Trabajo cuenta con una guía para abordar este tema por parte de las empresas.

Según aparece en su introducción se amplía la capacidad de actuación inspectora de vigilancia y control de la Inspección a las condiciones de seguridad de los trabajadores en seguridad vial, campo, hasta ahora, fiscalizado principalmente por otras Administraciones.

Respecto a la Investigación de los accidentes laborales de tráfico…

¿Se investigan por el Servicio de Prevención las circunstancias directas e indirectas que pueden haber influido en el accidente laboral de tráfico, tanto en misión como in itínere?

¿Se tienen en cuenta en esa investigación, los factores aquí desarrollados junto con los factores relacionados con la pericia del conductor o terceros?

¿Se implantan las medidas propuestas en la planificación de la actividad preventiva y se comprueba su eficacia?

Además, hay una información complementaria, en la que destaca la diferencia entre el  accidente in itinere y el accidente in misión.

Se acaba de publicar. Aquí os lo dejamos

Miguel y Carme

La Inspección multa por seis casos de silicosis a servicios de prevención

La Inspección de Trabajo en Bizcaia, tras detectarse 6 casos de silicosis en una marmolería de 11 trabajadores, ha remitido un informe a la Fiscalía, en el que culpa a las empresas fabricantes del aglomerado de cuarzo, por no informar de los riesgos de su producto, y a dos Servicios de Prevención de 2 mutuas, por no tomar medidas, tras detectar el inicio de la enfermedad en algunos trabajadores.

Esta es una de las noticias que pone en evidencia, de vez en cuando, la responsabilidad de los Técnicos de Prevención. Asusta bastante, desde luego, y éste es uno de los elementos “estresores” de nuestro trabajo.

Pero hay otro aspecto que me gustaría resaltar: los trabajadores no manipulaban las antiguas encimeras de mármol, o de granito. Manipulaban las modernas encimeras de aglomerado de cuarzo (tipo Silestone, para entendernos). Y he recordado una ponencia de un técnico en una Jornada Técnica del INVASSAT (Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo), en la que se advertía que el polvo generado por estos nuevos materiales tiene un contenido en sílice muy superior al de los bancos de cocina antiguos, y, quizás por ello, la enfermedad se presenta en un tiempo sensiblemente inferior a las silicosis de los mineros que los médicos han estado tratando hasta ahora.

Cosas de apuntarse a la última moda, sin ponerse “a la última” en prevención.

Aquí os dejo el enlace para que leáis la noticia completa.

Carme

%d bloggers like this: