12 puntos clave sobre la nueva INCAPACIDAD TEMPORAL

incapacidad_temporal

Dicha normativa entró en vigor el 1 de diciembre de 2015, aunque en algunas Comunidades Autónomas lo hará el 01 de febrero de 2016, para poder adaptar mejor la normativa a la informatización de los partes médicos de baja, confirmación y alta.

Hay que tener en cuenta, que es tanto para las contingencias COMUNES (enfermedad común, accidente no laboral) como para las contingencias PROFESIONALES (accidente de trabajo, enfermedad profesional).

1) Se distinguen 4 TIPOS DE PROCESOS DE INCAPACIDAD TEMPORAL (IT), según cuál sea su duración estimada:

a) Proceso de duración estimada muy corta: inferior a 5 días naturales.

b) Proceso de duración estimada corta: de 5 a 30 días naturales.

c) Proceso de duración estimada media: de 31 a 60 días naturales.

d) Proceso de duración estimada larga: de 61 o más días naturales.

2) Corresponde al facultativo que emite el parte médico de baja y de confirmación determinar, en el momento de su expedición, la DURACIÓN ESTIMADA del proceso.  El facultativo podrá alterar esa duración estimada en un momento posterior como consecuencia de la modificación o actualización del diagnóstico o de la evolución sanitaria del trabajador.

3) El PARTE MÉDICO DE BAJA de IT, cualquiera que sea la contingencia determinante, se expedirá inmediatamente después del reconocimiento médico del trabajador, por el facultativo del Servicio Público de Salud (SPS) que lo realice.

4) En caso de que la baja médica derive de un accidente de trabajo (AT) o de una enfermedad profesional (EP), cuya cobertura corresponda a una mutua colaboradora con la Seguridad Social, será el facultativo del servicio médico de la propia mutua el que, inmediatamente después del reconocimiento médico del trabajador, expida el parte médico de baja.

5) Cuando el facultativo del SPS o de la mutua considere que se trata de un proceso de duración estimada MUY CORTA, emitirá el parte de baja y de alta en el mismo acto médico. Para ello utilizará un único parte, haciendo constar, junto a los datos relativos a la baja, los identificativos del alta y la fecha de la misma, que podrá coincidir con el día de la baja o estar comprendida dentro de los tres días naturales siguientes.

No obstante, el trabajador podrá solicitar que se le realice un reconocimiento médico el día que se haya fijado como fecha de alta, y el facultativo, si considerase que el trabajador no ha recuperado su capacidad laboral, podrá modificar la duración del proceso estimada inicialmente, expidiendo, al efecto, un parte de confirmación de la baja.

6) Cuando el facultativo del SPS o de la mutua considere que se trata de un proceso de duración estimada CORTA, MEDIA O LARGA, consignará en el parte de baja la fecha de la siguiente revisión médica prevista que, en ningún caso, excederá en más de 7 días naturales a la fecha de la baja médica, tratándose de procesos de duración estimada corta o media, o de 14 días naturales tratándose de procesos de duración estimada larga.

En la fecha de la primera revisión médica se extenderá el parte de alta o, en caso de que proceda mantener la baja, el 1º parte de confirmación.

7) Los PARTES DE CONFIRMACIÓN serán expedidos por el correspondiente facultativo del SPS, o de la mutua cuando la IT derive de una contingencia profesional cubierta por la misma.

Los partes de confirmación se expedirán en función de la duración estimada del proceso, conforme a las siguientes reglas:

a) En los procesos de duración estimada muy corta no procederá la emisión de partes de confirmación.

b) Procesos de duración estimada corta: el 1º parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de 7 días naturales desde la fecha de la baja médica. El 2º y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada 14  días naturales, como máximo.

c) Procesos de duración estimada media: el 1º parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de 7 días naturales desde la fecha de la baja médica. El segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada 28 días naturales, como máximo.

d) Procesos de duración estimada larga: el 1º parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de 14 días naturales desde la fecha de la baja médica. El segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada 35 días naturales, como máximo.

Si el trabajador no acude a la revisión médica prevista en los partes de baja y confirmación, se podrá emitir el ALTA MÉDICA POR INCOMPARECENCIA.

8) En los procesos de IT de duración estimada superior a 30 días naturales, cuya gestión corresponda al servicio público de salud, cualquiera que sea la contingencia de que deriven, el 2º parte de confirmación de la baja, y los que correspondan, irán acompañados de un INFORME MÉDICO COMPLEMENTARIO cumplimentado y actualizado por el facultativo que expida el parte de confirmación.

9) El PARTE MÉDICO DE ALTA será expedido por el facultativo del correspondiente SPS, o de la mutua si el proceso deriva de contingencia profesional cubierta por ella, tras el reconocimiento del trabajador.

10) Cuando en un proceso de IT se haya expedido el parte médico de alta por el Instituto Nacional de la Seguridad Social  (INSS) o, en su caso, por el Instituto Social de la Marina (ISM) , a través de los inspectores médicos adscritos a dichas entidades, estas serán las ÚNICAS COMPETENTES para emitir a través de dichos inspectores una nueva baja por la misma o similar patología, durante los 180 días naturales siguientes a la fecha en que se expidió el alta.

11)En los procesos cuya gestión corresponda al SPS, TRIMESTRALMENTE, a contar desde el inicio de la situación de IT, la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social u órgano equivalente del respectivo SPS, o el médico de atención primaria bajo su supervisión, expedirá un INFORME MÉDICO DE CONTROL DE INCAPACIDAD en el que deberán constar todos los extremos que, a juicio médico, justifiquen la necesidad de mantener el proceso de IT.

12) El SPS o la mutua, en función de quien lo hubiera expedido, remitirá el parte de baja/alta y de confirmación al INSS, por vía telemática, de manera inmediata y, en todo caso, en el primer día hábil siguiente al de su expedición.

El facultativo del SPS o de la mutua que expida el parte médico de baja/alta y confirmación entregará al trabajador dos copias del mismo, una para el interesado y otra con destino a la empresa.

FUENTE:

ORDEN ESS/1187/2015 de 15 de junio por la que se desarrolla el RD 625/2014 de 18 de julio, del que ya os informamos en su día.

Miguel Quintana Sancho

Gestión de la edad en la PRL

aptitud

En fecha 20/10/14, Dolores Rico García publicó en infoprevención.com un artículo titulado:

 

La gestión de la edad en el trabajo. Un reto también para los técnicos de prevención:

“..Si cogiéramos una veintena de evaluaciones de riesgos…¿en cuántas de ellas se estaría considerado el factor edad? o dicho de otro modo, ¿se evalúan los factores de riesgo considerando la presencia de los trabajadores de edad (aquellos mayores de 55 años) en un determinado puesto de trabajo?..”

“…El envejecimiento es un proceso natural en el que se producen cambios en tejidos, órganos, en definitiva en nuestro organismo. El envejecimiento produce cambios en el sistema cardiovascular (mayor riesgo de insuficiencia cardíaca), respiratorio (disminuye capacidad pulmonar), sistema musculoesquelético (menor masa muscular, densidad ósea..), sistema neurológico así como cambios importantes en sentidos como la vista (disminuye visión nocturna, agudeza visual..) o el oído (pérdida auditiva en algunas frecuencias) que hacen que la edad pueda influir einteraccionar con algunos requerimientos del puesto de trabajo desempeñado por un trabajador de edad, incrementando la probabilidad de sufrir un accidente laboral o enfermedad profesional.

Los trabajadores de edad no son un colectivo especialmente protegido o amparado por la Ley de Prevención de riesgos laborales, como lo son las trabajadoras embarazadas o los menores de edad, sin embargo, la edad puede hacer al trabajador especialmente sensible a un determinado riesgo y por tanto estamos en la obligación de protegerle aplicando por un lado el principio previsto en el art. 15.1.d sobre adaptación del trabajo a la persona y de otro lado el art. 25 sobre de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos.

La pregunta ahora es ¿cómo integramos la edad en la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales?

Vamos a intentar dar respuesta a la pregunta señalando algunas de las actividades clave para integrar la edad en la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales:

(sigue leyendo en el artículo original)…”

 

 

Los trabajadores sanitarios también envejecen ¿tienes en cuenta el factor edad en las evaluaciones de riesgos?

Miguel Quintana Sancho

 

Incapacidad Temporal: Desarrollo del RD 625/2014

concepto-de-legislacion

Como continuación de la información que facilitamos el 22/07/14, titulada “Incapacidad Temporal en los primeros 365 días de su duración” que incluía el enlace del RD 625/2014, ahora en fecha de 20/06/15, casi un año después, se ha publicado en el BOE la Orden que lo desarrolla:

 Orden ESS/1187/2015, de 15 de junio, por la que se desarrolla el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.

 “…La aplicación del citado real decreto requiere, de una parte, la puesta en práctica de diferentes mecanismos instrumentales, básicamente, de los nuevos modelos de partes médicos de baja/alta y de confirmación en los procesos de incapacidad temporal, siguiendo a tal efecto las previsiones contenidas en dicha norma y, de otra, el necesario desarrollo de determinados preceptos de la norma reglamentaria.   A ello responde la presente orden ministerial.

En el proceso de su tramitación, la orden ha sido sometida a consulta de las administraciones públicas implicadas y de los interlocutores sociales y también ha sido informada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad…”.

Miguel Quintana Sancho

Manual de Tiempos Óptimos de Incapacidad Temporal del INSS

Manual_Tiempos_Incapacidad_

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en 2014 editó un nuevo manual sobre la Incapacidad Temporal (IT) titulado “El Manual de Tiempos Óptimos de Incapacidad Temporal

Este Manual va dirigido a todos aquellos médicos que en el ejercicio de su actividad profesional, tiene que realizar una estimación de la duración de una situación de incapacidad temporal (IT), derivada de una enfermedad, que afecta a un trabajador.

Pretende ser una herramienta de respaldo técnico para la decisión facultativa correspondiente, y se encuentra fundamentada en el análisis de amplias bases de datos y en la experiencia de profesionales expertos en la materia.

El tiempo estándar se define como el tiempo medio óptimos que se requiere para la resolución de un proceso clínico que ha originado una IT para el trabajo habitual, utilizando las técnicas de diagnóstico y tratamiento normalizadas y aceptadas por la comunidad médica y asumiendo el mínimo de demora en la asistencia sanitaria del trabajador.

Pero dada la gran variabilidad de situaciones clínicas posibles generadoras de IT, fue necesario realizar algunas precisiones en relación con la asignación de tiempo estándar a alguno de los códigos de diagnóstico.

Por todo ello, recomendamos la consulta y lectura de este manual que puede servir de guía y orientación técnica para la toma de decisiones por parte del médico que prescribe la baja laboral,

Miguel Quintana Sancho

Vuelta al trabajo tras baja laboral

 incapacidad_temporal

El 15/05/14 ya dedicamos una entrada a “Enfermedad crónica. Estrategia y procedimiento de gestión de la vuelta al trabajo –Año 2014”.

logo_INSHT

Faltaba indicar que el INSHT , además de lo publicado en dicha entrada, también publicó en el 2014, un cartel sobre la “Vuelta al trabajo: procedimiento” tras la incapacidad temporal, donde se propone un marco para la gestión de la reintegración del trabajador o trabajadora a su puesto de trabajo desde el momento de la comunicación de la baja laboral hasta su vuelta a la empresa.

En dicho marco para la gestión de la reintegración del trabajador, se propone consensuar con los principales agentes implicados sobre la vuelta del trabajador, con una serie de reglas del juego previamente pactadas y plasmadas en una declaración de principios o política de la empresa, para evitar que surjan problemas.

En el cartel se indica en la parte izquierda lo que ocurre actualmente, y a la derecha lo que se propone.

Aunque no se cita claramente quién realizaría ese seguimiento del trabajador, si que se habla de una vigilancia de la salud y valoración de la aptitud y de la necesidad de medidas preventivas, tras entregar el parte de alta laboral.

Probablemente debe existir otro documento más amplio que explique los detalles de la propuesta.

 

Por otra parte, yo añadiría unas consideraciones sobre las bajas laborales, que pueden complementar la propuesta de dicho cartel:

  • Las bajas laborales se producen cuando el trabajador está incapacitado para la realización de su trabajo.
  • Tras ingresos hospitalarios o por patologías graves, no cabe ninguna duda de la incapacidad laboral del trabajador.
  • Algunas veces, por determinadas patologías, los Médicos de Atención Primaria se tienen que fiar de los trabajadores, cuando les solicitan la baja laboral porque desconocen realmente las tareas habituales que estos realizan.
  • Los Médicos de las Mutuas, cuando realizan las revisiones de los trabajadores en incapacidad temporal, si que disponen de las tareas habituales para valorar la capacidad laboral del trabajador, y si consideran que ya se ha producido una mejoría suficiente que permite realizar su trabajo, emiten propuestas de alta médica que remiten a la Inspección Médica.
  • Entre tanto, los Médicos del Trabajo deberían valorar ya desde el principio de la baja laboral, si el trabajador cuando se incorpore va a precisar algún tipo de adaptación o cambio de puesto de trabajo dentro de la misma empresa.  En el caso de que sea posible dicha adaptación y/o cambio de puesto, este procedimiento agiliza mucho la reincorporación del trabajador.  NO sirve esperar  a que esté de alta, porque muchas veces ya se sabe desde el principio de la baja, que no es aconsejable continuar en el mismo puesto de trabajo, ya que probablemente se va a producir una reagudización de la patología ya existente.
  • No se trata de un control de absentismo por parte de la empresa, sino un interés por agilizar y procurar una reincorporación laboral que no sea traumática para el trabajador y no produzca una agravación de la patología por la que ha estado de baja laboral.
  • Nos consta que muchos Médicos del Trabajo sí que tienen por costumbre hacerlo así, pero como muy bien se ha indicado en el cartel del INSHT, debe haber una declaración de principios o política de la empresa y consensuarlo con todas las partes afectadas para evitar problemas.
  • Una mayor coordinación entre Médicos de Atención Primaria, Médicos de Mutuas, Inspección de Servicios Sanitarios Públicos, Médicos Inspectores del INSS junto con los Médicos del Trabajo, podría conseguir una mejor vuelta al trabajo, con mayores garantías para la salud y seguridad del trabajador y con mayores beneficios para las empresas.

Miguel Quintana Sancho

Compañeros tóxicos para la salud

14155379663027

Ilustración: Santiago Sequeiros

Te recomendamos la lectura completa de este artículo publicado en Diario “El Mundo”, en el que además de la descripción  de los compañeros tóxicos, se dan recomendaciones para que no nos afecte nuestra salud:

  • En algún momento de nuestra vida nos hemos cruzado, o si no seguramente lo hagamos, con gente tóxica por el camino. Personas que de algún modo ponen nuestro mundo patas arriba y provocan desajustes en nuestra salud física y mental. Pueden poner de los nervios, inducir ansiedad, irritabilidad, amainar incluso nuestra autoestima y, en el peor de los casos, contribuir o generar depresiones importantes. Estas relaciones tóxicas se dan no sólo en parejas sino también con amigos, compañeros de trabajo, o incluso con familiares.
  • Muchas bajas laborales están inducidas por malas relaciones con compañeros o jefes que contagian negatividad, estrés y agresividad.
  • “Del 50% al 60% de las ausencias al trabajo que se producen al año están ocasionadas por situaciones de estrés”.
  • Algunos de los rasgos característicos que configuran este patrón son la manipulación, el pasar de un extremo a otro (un día soy muy simpático contigo y otro día soy todo lo contrario), o el mentir de forma constante y justificar esa mentira siempre culpando a los demás. Un rasgo muy característico es que en las discusiones suelen llevarlas siempre al terreno de lo personal en vez de centrarse en el foco de la discusión en sí.

En la entrada de 21/03/13, titulada Compañeros de trabajo como riesgo psicosocial, hacíamos mención a varios artículos que también trataban este mismo tema, tan importante y que tanto daño a la salud puede hacer.

Miguel Quintana Sancho

Incapacidad Temporal en los primeros 365 días de su duración

concepto-de-legislacion

 Ayer lunes 21/07/14 se publicó en el BOE, el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.

Tal como se indica en la disposición final octava: El presente real decreto entrará en vigor el día primero del segundo mes siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado», por ello conviene una lectura en profundidad ante los nuevos cambios.

Miguel Quintana Sancho

 

%d bloggers like this: