Uso responsable de la IT

En la web de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de la Comunidad Valenciana, hay una información sobre la Incapacidad Temporal (IT) en la que anima para hacer un uso responsable de la IT.

Hacer un uso responsable de la prestación es obligación de todas y todos y favorece la sostenibilidad del sistema.

También en Sanidad, las bajas laborales cuando no se sustituyen sobrecargan el trabajo de los demás compañeros, por lo que es muy importante que la baja se produzca exclusivamente cuando la enfermedad le incapacite realmente para desempeñar las tareas laborales que realiza de forma habitual y se mantenga estrictamente durante el tiempo en que no las pueda desempeñar. 

¿Sabes cuándo se pierde o se suspende el derecho al subsidio de incapacidad temporal?

Miguel Quintana Sancho

Anuncios

Rehabilitación cardíaca y Reincorporación laboral

tapa

Se pueden descargar los diferentes capítulos y temas del Manual de Enfermería sobre Prevención y Rehabilitación Cardíaca (2009), entrando en la Asociación Española de Enfermería en Cardiología, pero el que queremos destacar entre todos ellos es,  el capítulo 9 sobre reincorporación laboral.

En el manual se indica que el profesional de enfermería juega un papel muy importante en estos Programas de Rehabilitación Cardíaca, por lo que consideramos que esta información también es muy importante para la práctica diaria de la Enfermería del Trabajo.

Para valorar la reincorporación laboral, es imprescindible conocer la situación cardiológica del individuo, la capacidad física, el puesto de trabajo que ocupa y las condiciones en las que lo realiza.

Los programas de Rehabilitación Cardíaca que actúan a nivel físico y psicológico agilizan la vuelta al trabajo, mejoran la confianza y estado de ánimo del propio trabajador y ayudan a que esta reincorporación laboral no la viva de forma traumática, ni preocupante.

Inma Valmaña

Discapacidad, Incapacidad Temporal (IT) e Incapacidad Permanente (IP).

concepto-de-legislacion

Con frecuencia, se suelen confundir estos tres conceptos, y además hay veces que se sigue utilizando terminología desfasada: Minusvalía, Incapacidad Laboral Transitoria (ILT) e Invalidez.

        Discapacidad: La presentan aquellas personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, pueden impedir su participación plena y efectiva en la sociedad en igualdad de condiciones con los demás.

        Incapacidad Temporal (IT): Tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal:

a) Las debidas a enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de 365, prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

b) Los períodos de observación por enfermedad profesional en los que se prescriba la baja en el trabajo durante los mismos, con una duración máxima de seis meses, prorrogables por otros seis cuando se estime necesario para el estudio y diagnóstico de la enfermedad.

        Incapacidad Permanente (IP):  Situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

Grados de Incapacidad:

1. La invalidez permanente, cualquiera que sea su causa determinante, se clasificará con arreglo a los siguientes grados:

a) Incapacidad permanente PARCIAL para la profesión habitual.

b) Incapacidad permanente TOTAL para la profesión habitual.

c) Incapacidad permanente ABSOLUTA para todo trabajo.

d) GRAN INVALIDEZ.

2. Se entenderá por profesión habitual, en caso de accidente, sea o no de trabajo, la desempeñada normalmente por el trabajador al tiempo de sufrirlo. En caso de enfermedad común o profesional, aquélla a la que el trabajador dedicaba su actividad fundamental durante el período de tiempo, anterior a la iniciación de la incapacidad, que reglamentariamente se determine.

3. Se entenderá por incapacidad permanente parcial para la profesión habitual la que, sin alcanzar el grado de total, ocasione al trabajador una disminución no inferior al 33 por 100 en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

4. Se entenderá por incapacidad permanente total para la profesión habitual la que inhabilite al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

5. Se entenderá por incapacidad permanente absoluta para todo trabajo la que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio.

6. Se entenderá por gran invalidez la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

Miguel Quintana Sancho

El INSS se incorpora como estancia formativa para médicos residentes de medicina familiar y comunitaria

“…Las Unidades Medicas de Valoración de Incapacidades quedan acreditadas como dispositivo docente de referencia nacional en materia de incapacidad laboral.
Nota de Prensa de 09/09/12
La Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha resuelto,  tras la solicitud formulada por la Dirección General del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y con fecha 26 de julio de 2012,  acreditar a las Unidades Médicas de Valoración de Incapacidades del INSS, como dispositivo docente de referencia nacional de la especialidad de medicina familiar y comunitaria en materia de incapacidad laboral.

Ello significa la incorporación del INSS como estancia formativa para los médicos internos residentes de la especialidad de medicina familiar y comunitaria, dentro de las guías o Itinerarios formativos de las distintas unidades docentes acreditadas.

La finalidad que cubre dicha rotación supone un refuerzo práctico a las competencias esenciales del programa de la especialidad que incluyen el conocimiento y habilidades para la gestión de la incapacidad temporal en la consulta.

También se refuerza el campo de la responsabilidad profesional que incluye conocer la normativa médico legal relacionada con la incapacidad laboral, el accidente laboral, la enfermedad profesional, su trámite y conocimiento de las entidades y organismos relacionados, así como el conocimiento de las repercusiones económicas de sus decisiones.

Esta resolución de acreditación cuenta con el análisis realizado por la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, de la Comisión Técnica Delegada de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud y de la Comisión Permanente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud…”.

Miguel

Reconocida la incapacidad por el amianto a pensionistas

Según noticia publicada en el diario EL PAÍS en fecha 29/07/2011:

“…La Seguridad Social de Bizkaia ha reconocido a dos pensionistas la incapacidad absoluta por enfermedad profesional derivada en ambos casos de “la inhalación de fibras de amianto décadas atrás“, según han informado fuentes de CC OO.

Según el comunicado, uno de los casos afecta a un trabajador de 65 años, que trabajó en Elecqui -empresa ubicada en Trapagaran y que estuvo activa hasta hace tres años- en “permanente” contacto con el amianto. En la actualidad, esta persona sufre asbestosis pulmonar y afectación pleural.

El otro pensionista al que se le ha reconocido la incapacidad absoluta tiene también 65 años y sufre cáncer de pleura, tras permanecer durante su vida laboral en contacto con el amianto. Según CC OO, trabajó en su juventud en la industria naval, en la subcontrata Eusebio Herrería Ureta, realizando tareas de limpieza y pintura en los tanques de barcos, y posteriormente estuvo empleado en la fabricación y fundición de vidrio en Vicrila (Lamiako).

El sindicato ha emplazado a “numerosos pensionistas enfermos de enfermedades crónicas por culpa del trabajo” a que reclamen el reconocimiento del origen profesional de sus enfermedades.

Por otro lado, el sindicato lamenta que los profesionales sanitarios de Osakidetza “no han realizado la obligatoria comunicación de sospecha de ambas enfermedades, ni nos consta que hayan transferido los costes sanitarios como corresponde su abono a la Mutua”.

Para CC OO, “los cargos políticos de Osakidetza no pueden continuar debatiendo sobre el copago, mientras ignoran el coste de las enfermedades profesionales”, concluye…”

 Miguel

A %d blogueros les gusta esto: