Formaldehído y Directiva Europea

Directiva (UE) 2019/983 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de junio de 2019, por la que se modifica la Directiva 2004/37/CE, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo.

(23) El formaldehído cumple los criterios para ser clasificado como agente carcinógeno (de categoría 1B) de conformidad con el Reglamento (CE) nº 1272/2008, por lo que es un carcinógeno en el sentido de la Directiva 2004/37/CE. El formaldehído es un agente carcinógeno genotóxico de acción local y hay suficientes pruebas científicas que demuestran su carcinogenicidad para los seres humanos. El formaldehído es también un alérgeno de contacto cutáneo (sensibilizante cutáneo). Por lo tanto, a partir de la información de que se dispone, incluidos datos científicos y técnicos, procede establecer en la referida Directiva un valor límite a largo y corto plazo para el formaldehído y asignarle una observación «sensibilización cutánea». Además, a petición de la Comisión, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) también está recopilando la información existente para evaluar la posible exposición al formaldehído y los liberadores de formaldehído en el lugar de trabajo, lo cual incluye los usos industriales y profesionales

(24) Los fijadores de formaldehído se utilizan habitualmente en el sector sanitario en toda la Unión dada su fácil manipulación, su alto grado de exactitud y su extrema capacidad de adaptación. Es previsible que, en algunos Estados miembros, le resulte difícil al sector sanitario cumplir, a corto plazo, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm. Por lo tanto, debe establecerse para ese sector un período transitorio de cinco años durante el cual se aplique el valor límite de 0,62 mg/m3 o 0,5 ppm. No obstante, el sector sanitario debe minimizar la exposición al formaldehído, y se le anima a respetar, siempre que sea posible, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm durante el período transitorio. 

Miguel Quintana Sancho

Anuncios

El tallado de muestras en Anatomía Patológica: exposición a formaldehído.

En la web del INSST, en el portal de riesgo químico, y en el apartado BASEQUIM, puedes encontrar esta actualización sobre el “Tallado de muestras en Anatomía Patológica: exposición a formaldehído”.

Captura de pantalla 2018-11-15 a las 21.51.36

La base SITUACIONES DE EXPOSICIÓN A AGENTES QUÍMICOS BASEQUIM, se encuentra en el portal Situaciones de Trabajo Peligrosas. Está dedicada a situaciones de trabajo con exposición potencial a agentes químicos peligrosos. Está orientado a ofrecer información útil desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales que facilite la definición de las medidas preventivas adecuadas. Con este fin, para cada situación de trabajo descrita, se proporciona información sobre los agentes químicos que pueden estar presentes en la realización de la tarea, los daños para la salud derivados de la exposición a los agentes químicos considerados, los factores de riesgo y las medidas preventivas.

Los apartados que se describen son:

1. Descripción de la situación de trabajo.

2. Agentes químicos.

3. Daños para la salud.

4. Factores de riesgo más importantes.

5. Medidas preventivas:

 – Medicas de eliminación del riesgo.

 – Medicas de reducción y control del riesgo.

– Medidas sobre el método de trabajo.

– Mantenimiento preventivo de del equipo e instalación.

– Señalización.

– Medidas de higiene personal.

6. Medidas de protección individual:

– Utilización de equipos de protección individual:

Guantes de protección frente a productos químicos.

Protectores oculares.

– Dispositivos de lavado: fuente lavaojos y ducha.

– Protección de trabajadores con necesidades especiales: trabajadores especialmente sensibles (TES), mujeres embarazadas o en periodo de lactancia natural.

7. Evaluación de la exposición.

8. Formación e Información.

9. Vigilancia de la salud.

Puedes descargar el documento directamente de dicha página o pinchando aquí.

Miguel Quintana Sancho.

Medicamentos peligrosos

En fecha 20/09/16, en la página web del INSHT, se ha publicado este documento técnico titulado “Medicamentos peligrosos. Medidas de prevención para su preparación y administración” que puedes descargar de dicha página.

 captura-de-pantalla-2016-10-01-a-las-8-58-52

“…Los trabajadores del sector sanitario están expuestos a una serie de riesgos de origen químico que tradicionalmente ha sido identificados y valorados: gases anestésicos, formaldehído, óxido de etileno y citostáticos, entre otros. Desde hace un tiempo, se ha estudiado de manera más profunda la exposición a estos últimos, extendiéndola a todos aquellos medicamentos, citostáticos o no, que son manejados y administrados por el personal sanitario y sobre los que deben tomarse una serie de precauciones desde el punto de vista de evitar su exposición, dado que por sus efectos pueden ser peligrosos para los trabajadores que los manejan. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene de Estadios Unidos (NIOSH), a lo largo de estos últimos años ha publicado una serie de documentos sobre esta cuestión que se han considerado como de referencia.

           En este documento técnico, el INSHT, en colaboración con la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria ha llevado a cabo una recopilación de todos los medicamentos de uso en España considerados peligrosos en el que se recomiendan instrucciones para su preparación y administración correctas, considerándose de gran interés para todo el personal implicado en su manipulación…”.           Fuente: INSHT

Miguel Quintana Sancho

“10 años de Insólitas y lamentables condiciones de trabajo”

LPRL

El 28/01/15 se publicó en el periódico digital “El Mundo” esta noticia titulada “Querella contra la Complutense por un cáncer provocado en el sótano de Anatomía II”.

Miguel Quintana Sancho

Formaldehido: Cancerígeno de categoría 1B con la indicación de peligro H350

concepto-de-legislacion

En la web del INSHT se publicó el 29/07/2014 que:

“…Modificación de la clasificación del Formaldehido (CAS: 50-00-0)

En la 6ª ATP (Adaptación al Progreso Técnico), Reglamento (UE) nº  605/2014 del Reglamento CLP, (http://www.boe.es/doue/2014/167/L00036-00049.pdf), se ha modificado la clasificación del formaldehido pasando de estar clasificado como cancerígeno de categoría 2 con la indicación de peligro H351 (Se sospecha que provoca cáncer), a cancerígeno de categoría 1B con la indicación de peligro H350 (Puede provocar cáncer). También ha sido clasificado como mutágeno de categoría 2 con la indicación de peligro H341 (Se sospecha que provoca defectos genéticos).

Dicha clasificación será aplicable a partir del 1 de abril de 2015, sin perjuicio de que pueda aplicarse antes….”

 

Miguel Quintana Sancho 

También te puede interesar:

El cáncer y el formaldehido

Exposición laboral a formol en enfermeras embarazadas

Sentencia sobre el formol, xileno y benceno en trabajos de laboratorio de Anatomía Patológica.

NTP 873  Prevención de la exposición a formaldehido

 

Sentencia sobre el formol, xileno y benceno en trabajos de laboratorio de Anatomía Patológica

A tindre en compte també per a la coordinació empresarial, a continuació vos posem el text íntegre d’un article publicat en “el Médico interactivo”  ( http://www.elmedicointeractivo.com/apartat “Medicina y Derecho”, “Laboral”), en el que al final podeu consultar la sentència (24/03/06).   No és un article recent però hem considerat que vos podia interessar.

“…El TSJ de Madrid confirma la sentencia del Juzgado de lo Social nº 23, en la que se considera probado que la exposición prolongada a sustancias como el formol, el xileno y el benceno, en trabajos en un laboratorio, conlleva un riesgo o situación de peligrosidad que justifica que el trabajador expuesto a dichas sustancias tenga derecho a percibir un plus de peligrosidad, penosidad y toxicidad.

En el caso juzgado, una trabajadora del servicio de limpieza que presta sus servicios en el laboratorio de Anatomía Patológica del Hospital de la Princesa de Madrid, reclamó un plus de peligrosidad por su exposición a las siguientes sustancias, sobre las que se pronuncia la sentencia:

Formol: formaldehído que se absorbe por vía respiratoria, provocando la exposición crónica al mismo rinitis, faringitis y laringitis crónica, alteración de la actividad mucociliar, hipertrofia de mucosa y pérdida de sensibilidad olfativa, habiéndose descrito ataques de asma y bronquitis en enfermera expuestas en unidades de hemodiálisis, no descartándose que sea cancerígeno.

Xileno y Benceno: ocasionan a su inhalación vértigo, somnolencia, dolor de cabeza, pérdida de conocimiento, trastornos físicos y orgánicos.

La sentencia confirmada aclara que la situación objetiva de riesgo por exposición a dichas sustancias es independiente de las medidas preventivas legales exigibles que adopte la empresa o el centro para la protección de la salud de sus trabajadores, ya que siempre subsiste, a pesar de ello, un peligro excepcional de riesgo para la salud debido a las especiales características que concurren en el trabajo.

En este mismo sentido, en un informe de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social solicitado por el Juzgado de lo Social, se puso de manifiesto no sólo la peligrosidad y toxicidad inherente al trabajo de la limpiadora, sino la concurrencia de un mayor riesgo derivado de tener que limpiar de manera habitual y continua vertidos de formol, producto incuestionablemente tóxico y, además, altamente peligroso para la salud, particularmente por su naturaleza volátil, así como también su exposición a la inhalación y contacto cutáneo con otros dos productos químicos referidos (xileno y benceno).

Con base a estos argumentos, se estimó la demanda de la trabajadora, condenando a la empresa a abonarle un plus de peligrosidad, penosidad y toxicidad, sentencia que fue después confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Esta sentencia, sin perjuicio de cómo se pronuncie sobre ella el Tribunal Supremo, sienta un interesante precedente a tener en cuenta por cualesquiera otros trabajadores o profesionales que, por su actividad, estén expuestos de forma prolongada a las mencionadas sustancias, y que como consecuencia de ello se encuentren, como en el caso aquí expuesto, en una situación objetiva de riesgo para la salud, que justifica, por sí sola y con independencia de las medidas de seguridad que implante el centro, la percepción de un plus de peligrosidad…”

És pot consultar la sentència integra en l’enllaç: sentència.

Miguel Quintana Sancho

Agentes químicos en el ámbito sanitario

Los protocolos de vigilancia sanitaria específica (PVSE) de agentes anestésicos inhalatorios, del óxido de etileno y de los agentes citostáticos son del 2001,  2003 y 2003 respectivamente.

La monografía “AGENTES QUÍMICOS EN EL ÁMBITO SANITARIO es del año 2010, tiene 260 páginas y los temas tratados son:

1. AGENTES ANESTÉSICOS INHALATORIOS

2. AGENTES CITOSTÁTICOS

3. DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES

3.0. INTRODUCCIÓN

3.1. ÓXIDO DE ETILENO

3.2. GLUTARALDEHÍDO

3.3. ÁCIDO PERACÉTICO

3.4. PERÓXIDO DE HIDRÓGENO

3.5. OTROS DESINFECTANTES Y ESTERILIZANTES

4. FORMALDEHÍDO

5. HUMOS QUIRÚRGICOS

6. LÁTEX

7. MERCURIO

8. METACRILATO DE METILO

9. XILENOS

A continuación ponemos parte de la introducción y de la presentación:

“…En la actualidad, existe abundante información disponible en castellano relacionada con los agentes químicos presentes en los lugares de trabajo, los sistemas para su captación y análisis o las medidas preventivas a adoptar para proteger a los trabajadores.  No obstante, son escasas las fuentes que tratan específicamente sobre los agentes químicos presentes en el ámbito sanitario, lo cual representa una DIFICULTAD importante para los profesionales relacionados con la PRL que trabajan en este sector.

Conscientes de esta carencia, desde ANMTAS (Asociación Nacional de Medicina del Trabajo del Ámbito Sanitario) se ha visto la necesidad de elaborar una publicación que trate de forma específica los AGENTES QUÍMICOS presentes en el medio sanitario, pero con la profundidad y rigor que demandan los profesionales que actualmente se dedican a la prevención de riesgos laborales en nuestro sector.

Los agentes químicos están ordenados alfabéticamente y la estructura de cada capítulo sigue un esquema similar, con el fin de facilitar la comprensión global del texto y la búsqueda de información.  En el caso de los agentes químicos que están implicados en procesos, se ha incluido la descripción de estos, ya que una buena comprensión de los procesos de utilización de los agentes químicos es una condición imprescindible para que el profesional de la Prevención sepa detectar posibles riesgos y sea capaz de orientar en la adopción de medidas preventivas eficaces.

Es necesario advertir que esta relación en ningún modo tiene un carácter cerrado: se han incluido los agentes químicos que por su frecuencia de uso, especificidad o peligrosidad se considera que, con carácter general, pueden estar presentes en los establecimientos sanitarios, especialmente en los centros hospitalarios.  Por tanto, es preciso señalar que durante la evaluación de riesgos, es obligado contemplar otros agentes químicos que no se han recogido en el documento pero que también pueden existir en cada centro, por ejemplo debido a la especificidad de las actividades que se desarrollen.

Por último, se debe tener presente que durante la evaluación de riesgos también deben considerarse los posibles riesgos emergentes en los que exista exposición a agentes químicos y los trabajadores especialmente sensibles frente a ciertos agentes químicos, incluidos los no contemplados en esta publicación…”

Miguel

A %d blogueros les gusta esto: