Decálogo de la valoración de la aptitud para trabajar

Este artículo fue publicado en la revista Archivos de Prevención de Riesgos Laborales en el año 2007.

scsmt_prl

Resumen

“…La valoración de la aptitud para trabajar es la evaluación de la capacidad psicofísica del individuo para realizar su trabajo sin riesgo para su propia salud o la de otros. A pesar de ser una actividad relevante de la medicina del trabajo, no existen en España criterios claros o recomendaciones para su realización. Se organizó un TALLER DE EXPERTOS con el fin de analizar los criterios y métodos utilizados al valorar la aptitud e iniciar una reflexión científico-técnica sobre este tema en nuestro país. Fruto de ello, y sobre la base de las evidencias científicas existentes y las buenas prácticas profesionales en el ámbito internacional, se ha elaborado un DECÁLOGO que pretende aportar criterios técnicos para una mejor ordenación de la práctica profesional en este campo. Se trata de diez principios básicos para la realización de la valoración de la aptitud para trabajar  en el ámbito de la medicina del trabajo….”

Como siempre, intentamos animarte a que leas el decálogo, con algunas de las afirmaciones y preguntas, cuya contestación se explica en el artículo:

– “…El médico del trabajo, por su conocimiento especializado de la interacción entre el trabajo y la persona, es el profesional idóneo para determinar si un trabajo concreto requiere o no la evaluación de las capacidades psicofísicas del trabajador, así como para definir cuáles son concretamente aquellas capacidades sin las cuales el trabajador no podría llevar a cabo las funciones esenciales de ese trabajo y con qué criterios deben ser valoradas…”

– “…La concordancia entre médicos de trabajo en la interpretación y utilización de pruebas médicas de valoración de la aptitud para trabajar es baja, y también lo es la sensibilidad de los exámenes médicos previos a la contratación para identificar candidatos no aptos…”.

– “…¿Qué es una adaptación razonable?…”

– “…La valoración de la aptitud para trabajar debe realizarse preservando los derechos de no discriminación, confidencialidad, intimidad, información y equidad….”

– “…¿Qué ocurre si un/a trabajador/a no está de acuerdo con el resultado de la evaluación sanitaria de su aptitud para trabajar?…”

“…Existe un consenso general en la literatura científica de que la responsabilidad del médico de trabajo es la de ASESORAR al empresario respecto de la aptitud para trabajar, mientras que la DECISIÓN FINAL corresponde al propio empresario…”

Miguel Quintana Sancho

Anuncis
%d bloggers like this: