Informe sobre el estado de la seguridad y salud laboral en España

Se ha publicado el “Informe sobre el estado de la seguridad y salud laboral en España 2010”. En ese año, el paro estaba lejos todavía del 22% actual, aunque ya era alto, se notaban los efectos de la crisis y habían comenzado las políticas de recortes de derechos y empeoramiento de las condiciones de trabajo (recordemos que 2010 es el año de la Huelga General contra la Reforma Laboral promovida por José Luis Rodríguez Zapatero).

Algunos datos del Informe que merecen ser destacados:

  • En ese año, el 5% de los trabajadores no tenían en España, ningún tipo de contrato. Ese segmento de trabajadores mostraba una mayor exposición a riesgos higiénicos, ergonómicos y psicosociales. Respecto a los riesgos relacionados con la seguridad, encontramos que únicamente con relación al usar equipos y herramientas en mal estado hay una mayor prevalencia entre los informales respecto a los formales.
  • Respecto a la edad, hay que señalar que en toda Europa se viene incrementando progresivamente la edad real de jubilación.Sin embargo, la respuesta al posible efecto del cambio demográfico en el mercado de trabajo no consiste en retrasar sin más la edad de jubilación sino que son necesarios profundos cambios en favor de generar condiciones de trabajo más saludables y atractivas. En este sentido, los resultados de distintos estudios muestran que es posible conseguir una mayor participación en el mercado laboral entre la población de edad avanzada si se crean las condiciones adecuadas en tres ámbitos concretos: a) condiciones de seguridad y salud laboral, b) adopción de medidas organizativas y de tiempo de trabajo, y c) desarrollo de propuestas formativas y de actualización en las competencias profesionales (ENWHP 2006).
  • El índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja por cada 100.000 trabajadores afiliadosdel año 2010 fue de 3.870,9 , un 6,3% menor que el correspondiente índice de 2009. El índice de incidencia de accidentes de trabajo mortales adquirió el valor de 3,9 para el año 2010, lo que supuso una disminución porcentual del –7,8% con respecto a 2009.
  • En el año 2010 se comunicaron 18.186 partes de enfermedad profesional, de los cuales 8.765 fueron con baja, 8.077 sin baja y 1.344 evidenciaron la presencia de lesiones permanentes no invalidantes.
  • El informe da cuenta de la actividad de la Inspección de Trabajo, de la Fiscalía Especial, del INSHT y de las actividades de promoción de la salud de otros organismos. Llama la atención que de las 115.403 órdenes de servicio de la Inspección de Trabajo, 418 hayan derivado en la medida extrema de paralización de trabajos. (¿no os parecen muchas?)
  • La actividad sanitaria es una de las actividades que presentan más enfermedades profesionales declaradas en mujeres.

Carme

Anuncis
%d bloggers like this: