Agresiones

Respecte a les agressions, a continuació podeu llegir un document interessant de Dª Carmen Orte Socías del Departament de Pedagogía i Didáctiques Específiques. Universitat de les Illes Balears (Palma de Mallorca. España), en el que destaquem alguns paràgrafs.

 

“…Los psiquiatras y los médicos de los servicios de urgencias son los que presentan mayor riesgo de agresión y violencia. Las explicaciones sobre esta cuestión consideran una combinación de factores clínicos y ambientales: inexperiencia del médico, localización urbana y características del paciente, como intoxicación por consumo de alcohol y/o drogas, psicosis aguda o delirium y conductas de búsqueda de drogas.

Diversas creencias personales, como considerar que se trata de un accidente aislado, que uno ha provocado el ataque, que forma parte del trabajo o sentirse avergonzado, podrían ser las razones que en muchos casos explican la infradeclaración de incidentes violentos. El porcentaje de episodios de violencia es más habitual contra los médicos en formación.

En la determinación de la vulnerabilidad que se produce en los recursos de salud respecto a los comportamientos de agresión y violencia, tanto de los pacientes como de sus familiares y/o cuidadores, es importante partir del análisis de los factores contribuyentes y precipitadores de éstos.

Algunas iniciativas de programas de tolerancia cero, con mensajes claros de no tolerancia de la violencia y agresión contra el personal de salud, han generado una variedad de iniciativas, desarrolladas para reducir los incidentes violentos.

Tomar conciencia de la realidad de la violencia y dedicar recursos para el desarrollo de programas de formación en métodos de evaluación del riesgo de agresión. Para evaluar el éxito de un programa y asegurar el seguimiento adecuado de la violencia de forma continuada, las personas implicadas deben informar enseguida de todas las amenazas y ataques recibidos. Algunas Administraciones, a partir de indicadores basados en información objetiva, han desarrollado instrumentos de evaluación y gestión del riesgo de agresión.  Estos instrumentos se utilizan en la evaluación inicial de pacientes en diversos contextos de consultas externas.

Hay que aprender a reconocer las señales de conducta y anticipar la violencia. En una situación peligrosa, además de las habilidades de comunicación y de solución de conflictos para reducir la tensión y percibir que se tiene el control de la situación, hay otras precauciones que los médicos pueden llevar a cabo para garantizar su seguridad: mantener la distancia física, no dar la espalda a una persona potencialmente violenta, saber dónde están las salidas de seguridad y eliminar todo aquello que pueda ser usado como arma, ya sean objetos personales, como estetoscopios, corbatas o joyas, o material fungible y mobiliario. Es importante incluir estos contenidos en la formación inicial y/o permanente, así como elaborar guías de buena práctica para los médicos en formación, adaptadas a los servicios, situaciones y pacientes relacionados con la propia especialidad.

Respecto a la agresión y la violencia en el entorno laboral sanitario, la incidencia de la violencia a la que se enfrentan los trabajadores en contacto con las personas que sufren estrés por razones de salud es tan común, que con frecuencia se considera una parte inevitable del trabajo y no se notifica.

Por ello, en un porcentaje importante de casos ni siquiera se toma en consideración, a pesar de las consecuencias en las personas que la padecen. Tampoco se tiene en cuenta desde la perspectiva en que estos comportamientos afectan a la relación y el trato del médico con los pacientes y/o sus familiares.

Tomar conciencia de la violencia que se produce en los servicios de salud es el principal argumento para implementar políticas de prevención e intervención de tipo multidisciplinario, cuyo objetivo sea la seguridad del personal sanitario y de los pacientes. Tomar conciencia de la violencia implica desarrollar métodos e instrumentos estandarizados para registrar los incidentes de agresión y violencia, así como estrategias de gestión de éstos. Tomar conciencia de la violencia también significa que la institución explicita en diversas formas y mediante diferentes estrategias que ésta es INACEPTABLE y que NO ESTÁ TOLERADA…”.

Miguel Quintana Sancho

Advertisements

Una resposta

  1. Si entras en:
    http://tags.practicopedia.com/agresi%C3%B3n
    puedes ver 3 videos muy cortos, de 2 minutos cada uno que pueden ser útiles.
    1) Cómo cubrirse ante una agresión
    2) Cómo actuar ante una agresión
    3) Cómo evitar una agresión física

    Miguel Quintana Sancho

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: