Un albañil con costras

A continuación un caso clínico publicado recientemente en el Blog de Dermatología llamado dermapixel, del que sólo exponemos parte del caso y una foto para que luego busques el enlace indicado al final y puedas ver pruebas diagnósticas, tratamiento,….

  “…En esta ocasión teníamos delante de nosotros a un hombre de 39 años, que no refería ningún antecedente relevante, aparte de ser fumador y bebedor moderado (vamos, que bebía “lo normal”), trabajador de la construcción, que nos fue derivado a la consulta porque tenía costras en el dorso de las manos desde hacía casi un año, sin que recordara ningún traumatismo en particular, salvo los típicos roces que sufría por su trabajo.

No refería picor ni dolor, y sí le llamaba la atención que estas heridas tardaban muchísimo en curarse, y que además le dejaban una cicatriz persistente. Nos contaba que con esas lesiones le resultaba incómodo trabajar, y le preocupaba que estuviesen infectadas, aunque su médico le había recomendado que aplicara povidona yodada a diario. Cuando le preguntamos si tenía lesiones en otras localizaciones, nos mostró unas lesiones similares en los pabellones auriculares y en la cara posterior del cuello, aunque en esos sitios nos aseguraba que era imposible que se hubiese hecho ninguna herida…”

Se puede ver todo el caso,  junto con los comentarios en  dermapixel.

Miguel

Anuncis
%d bloggers like this: